“Primero quiero ver cómo está el Gobierno por dentro”

Jaime Rodríguez

Gobernador electo

La euforia por el triunfo de Jaime Rodríguez en su cabalgata a la gubernatura ya quedó atrás y el equipo de transición ya fue presentado… ahora la ciudadanía se pregunta: ¿qué sigue para Nuevo León? 

Jaime Rodríguez, gobernador electo, heredará verdaderas “broncas” en tres temas prioritarios para los nuevoleoneses. 

Se trata de obras públicas, procuración de justicia y finanzas.

La lupa de un millón de electores, quienes apostaron en su proyecto, vigilará su trabajo.

Como figura independiente, los ciudadanos esperan que Rodríguez represente un gobierno transparente y justo.

El panorama no es fácil, y sabe que deberá rodearse de los mejores, pues no es lo mismo gobernar un municipio que todo el aparato estatal.   

Y eso se apreció en su discurso desde el momento de recibir la constancia de mayoría.

En la celebración del triunfo en el Estadio de Beisbol Monterrey, pidió paciencia a sus seguidores.

“Primero quiero ver cómo está el Gobierno por dentro”, dijo Rodríguez el pasado 14 de junio a Reporte Indigo.

Ahora que ya integró a su equipo de transición, sera éste el encargado de mostrarle cuáles son los problemas que necesitan atención urgente. 

Aclaran que no hay garantía de que cada uno de ellos se quede en el futuro gabinete, pero bien podrían ellos, y quienes suenan para cada cargo, tomar nota de los siguientes retos que Reporte Indigo enumera en diversas áreas de gobierno.

‘Broncas’ pesadas

Algunos asuntos que requieren atención inmediata:

> La Procuraduría de Justicia estatal enfrenta un rezago importante en el Nuevo Sistema Penal Acusatorio. Las policías estatales no cuentan con los conocimientos necesarios para aplicar esta nueva ley.

> En Obras Públicas, la polémica de la obra Monterrey VI por la falta de transparencia en el costo del proyecto será revisado.

> En Finanzas,  la deuda de 65 mil millones de pesos será un tema que tendrá que resolver a la brevedad el gobierno entrante.

Salvar las finanzas

El tema de las finanzas será un reto para el nuevo gobierno independiente.

Bajar o contener los intereses de la deuda de 65 mil millones de pesos no será fácil de realizar.

Por lo pronto, en su mensaje promete adelgazar el aparato estatal y aplicar una disciplina fiscal.

“Hay que desaparecer todos estos organismos, y con ese dinero vamos a invertirle al combate a la pobreza”, dijo en entrevista a un noticiero de televisión local.

Para esos propósitos se apoyará en el extesorero del estado y exsecretario de Energía, Fernando Elizondo Barragán.

En su participación en los diferentes debates mientras fue candidato a la gubernatura por el partido Movimiento Ciudadano, Elizondo Barragán aseguró tener un esquema eficaz para revertir la crisis de finanzas del aparato estatal. 

El gobernador electo creará el puesto de “Jefe de Gabinete” en su gobierno, figura que recaería en Barragán.

“Tenemos algo preliminar, pero nada concreto, hasta saber todo podremos hacer una esquema fiscal”, dijo Barragán en entrevista con Reporte Indigo.

Justicia, en rezago

La Procuraduría de Justicia estatal enfrenta un rezago importante en el Nuevo Sistema Penal Acusatorio.

Las policías estatales no cuentan con los conocimientos necesarios para aplicar esta nueva ley, y continúan violando la presunción de inocencia, esencia de este nuevo esquema de justicia.

La capacitación de los agentes del Ministerio Público pareciera no rendir frutos, ya que aún trabajan a la antigüita.

A la fecha, un investigación ministerial todavía se basa en una declaración penal, testimonio que no tendrá validez con el nuevo esquema acusatorio.

Y se complicará aún más el trabajo del procurador, esto si el gobernador pretende fusionar la Procuraduría de Justicia, la Secretaría de Seguridad Pública y Fuerza Civil.

A decir de Jaime Rodríguez, esos tres departamentos estatales se integrarán en uno solo.

“Vamos a fusionar a un solo mando”, dijo “El Bronco” en rueda de prensa el pasado 11 de junio en un hotel de la localidad.

Otro problema será parar el tráfico de influencias de los despachos legales que se caracterizan por defender casinos irregulares.

Lo cuestionado en Obras Públicas

La prueba de fuego de Jaime Rodríguez “El Bronco” será la controvertida obra Monterrey VI.

Tema verdaderamente espinoso para el gobernador electo. El proyecto ya está en curso.

El acueducto costaría, entre la construcción de la obra física, mantenimiento, operación y financiamiento, alrededor 47 mil millones de pesos, que se pagarían a 27 años mediante un esquema de Asociación Público Privada.

Varias voces de organizaciones ciudadanas se han manifestado en contra de la obra, señalando su falta de apertura y transparencia, y consideran que no sería viable.

Eugenio Clariond, presidente del Fondo de Agua Metropolitana de Monterrey, calificó de “nefasto” el proyecto.

“Va a ser nefasta para la sociedad en lo económico, en lo ecológico y en lo social”, dijo Clariond al Financiero.

Al salir de una reunión con el gobernador Rodrigo Medina para afinar detalles de la transición de gobierno el pasado 17 de junio, Jaime Rodríguez prometió revisar la continuidad de las obras, en especial la de Monterrey VI.

Otro tema complicado será transparentar los concursos de las obras estatales.

Proyectos costosos y supuestos “moches” de constructoras para ganar una licitación fueron denuncia constante durante los últimos años.

Rodríguez pretende fusionar la Secretaría de Obras Públicas con Desarrollo Urbano con la finalidad de radicar la deshonestidad.

“Vamos a quitar la Secretaría de Obras Públicas para evitar la corrupción y vamos a convertir esto en una gran coordinación de la planeación del gobierno para que no hagamos obras por ocurrencia, si no bien planeadas y diseñadas para que no sean ocurrencias del gobernante en turno”, declaró  “El Bronco” a un portal de noticias.

El foco rojo en seguridad

Tras anunciarse el lunes los nombres del equipo de transición que revisarán el estado de los asuntos de gobierno, quedaron dos vacantes: en educación y seguridad pública.

El gobernador electo anunció que supervisará personalmente los proyectos para estas dos áreas. 

En seguridad ya se mostró en los últimos días el poderío armado de los carteles que operan en Nuevo León, tras la ejecución de 21 personas en un solo fin de semana.

Rodríguez  tendría que tomar una decisión muy importante: la continuidad o cambio de estrategia.

En educación, los maestros de Nuevo León ya tomaron las calles para protestar contra la nueva reforma educativa. 

Aunque esta nueva ley tiene más de un año aprobada y es hasta ahora que el magisterio local muestra su inconformidad.

Sería hasta después de la transición de poder cuando se pueda hacer un análisis más completo. El reto está ahí, ahora sólo faltan los nombres de quienes tendrán esta responsabilidad.