¡Tu navegador no soporta JavaScript!
Reporte
Nacional

SNTEJALISCO

La última y nos vamos

Luis Herrera

Los espacios de rectoría y toma de decisiones en la política educativa de Jalisco del Sindicato Nacional de Trabajadores de la Educación (SNTE), tiene uno de sus rostros más claros en las grandes bolsas de recursos públicos que administra de tú a tú con la autoridad estatal a través de fideicomisos. 


Jul 17, 2014
Lectura 8 min

La SEJ cedió al SNTE lugares al seno de los comités técnicos de fideicomisos, por los cuales han fluido más de 301 millones de pesos del erario

Francisco Ayón, titular de la SEJ, fue funcionario sindical del SNTE; pero el acuerdo de los recursos también está signado por el gobernador

https://www.youtube.com/watch?v=jV1ZGmJp1j8&list=UUCCjc1piE1mIrhcE3ejENeA

Los espacios de rectoría y toma de decisiones en la política educativa de Jalisco del Sindicato Nacional de Trabajadores de la Educación (SNTE), tiene uno de sus rostros más claros en las grandes bolsas de recursos públicos que administra de tú a tú con la autoridad estatal a través de fideicomisos. 

En el estado, la Secretaría de Educación Jalisco (SEJ) cedió al SNTE lugares al seno de los comités técnicos de fideicomisos por los cuales han fluido más de 301 millones 559 mil pesos del erario, uno de estos creado para la construcción de casas de jubilados, el otro para el reparto masivo de computadoras entre el magisterio jalisciense. 

El fondo para las casas de jubilados en Jalisco es uno de los hijos de la doble negociación salarial con el SNTE, una práctica apenas desterrada en febrero de 2014 por la Conferencia Nacional de Gobernadores, por considerarse perniciosa para el sistema educativo. 

La doble negociación se daba porque el comité nacional del SNTE presentaba cada año un pliego petitorio ante el Gobierno federal, y luego se replicaba otro en cada estado entre sus autoridades y las secciones sindicales para pactar más partidas y canonjías gremiales. 

En Jalisco, el gobierno panista de Emilio González Márquez entregó al fideicomiso con mando del SNTE 63.5 millones de pesos (MDP), las mayores aportaciones se dieron muy cerca del proceso electoral: en el 2011 le transfirió 32 MDP, en 2012 otros 20 MDP. 

Esa gestión panista dejó en Jalisco 2 mil 360 escuelas sin conexión a la red de agua, y 129 con materiales ligeros y precarios, con techos de desecho, cartón, teja y láminas de asbesto, pero halló suficiencia presupuestal para brindar al SNTE esas partidas millonarias. 

La doble negociación salarial entre los estados y las secciones del SNTE se eliminó precisamente por la deformación que traía en la relación entre los gobernantes y los líderes gremiales, donde los beneficios eran mutuos, pero no siempre institucionales: el magisterio siempre ha sido un aliado electoral poderoso. 

En 2013 fue el último año en que la SEJ, ya bajo las riendas del PRI, pactó así con el SNTE; sin embargo, ni el gremio ni la autoridad dejaron pasar la oportunidad para cerrar con broche de oro. 

Dice el punto 43 del Acuerdo de Incrementos al Salario y Prestaciones que estableció la SEJ con las secciones el 11 de octubre del 2013:

“La SEJ destina por única ocasión 50 millones de peso para concluir los trabajos de construcción y equipamiento de las casas del jubilado de las secciones 16 y 47 del SNTE”. 

Esta administración, por tanto, dará al proyecto del SNTE en una sola operación un monto equivalente al 79 por ciento de todo lo que obtuvo en el pasado sexenio, suficiente para edificar 10 escuelas nuevas. Las secciones lograron en total en Jalisco 234 MDP extras al pliego nacional.

Francisco Ayón López, titular de la SEJ, fue funcionario sindical del SNTE en su sección 47; pero el acuerdo que asegura todos estos recursos también está signado por el gobernador, Jorge Aristóteles Sandoval Díaz, y los líderes Flavio Humberto Bernal Quezada y Miguel Rodríguez Noriega, de las secciones 16 y 47, respectivamente. 

Así, este fondo del SNTE ascenderá a 113.5 MDP. Se le preguntó a la coordinadora de Administración de la SEJ, Yezenia Galván Beltrán, si le aportarán más recursos a pesar de haberse eliminado la negociación local, o si ésta seguirá a través de otros canales:

“Nos tendríamos que poner a negociar o ver qué es lo que va a suceder. En teoría, al ya no haber una negociación, el Gobierno del Estado no tendría la obligación de seguir aportando hacia la Casa del Jubilado y creo que las secciones sindicales se tendrían que hacer responsables de los gastos.

“Pero no lo sé, es una percepción a nivel personal, habría que ver qué se acuerda que se siga haciendo; pero sí, bajo la situación de que no hay una negociación estatal, ya no tendríamos la obligatoriedad de dar ningún tipo de recursos para ese concepto”, dijo Galván. 

-¿Quién está a cargo de la construcción de las casas?

“Las secciones sindicales”. 

-El manejo de estos fondos es de las secciones…

“Existe un fideicomiso que tiene una junta de gobierno donde se toman las decisiones y ahí se toman a través de los planteamientos de las licitaciones. Nosotros tenemos dos lugares.

“Como al menos esta administración no hemos hecho ningún tipo de aportación aún a la casa del jubilado, no se ha reunido el comité para ver cómo van los planteamientos de qué se va a hacer. Lo que sí puedo decir es que los dictámenes emitidos por despachos externos están hechos y todo dice que va en buen planteamiento”, expresó la coordinadora.  

Los regalos

La otra bolsa con injerencia sindical en su uso y distribución es el Fideicomiso de Tecnologías de la Información para repartir computadoras entre los maestros, en eventos masivos por todo el estado presididos por las autoridades y el SNTE, juntos. 

Al comienzo de esta gestión el fondo había recibido 36 millones 49 mil 490 pesos del Estado desde el 2002, junto a 70 millones 622 mil 233 pesos federales, y 62 millones 571 mil 522 pesos generados por intereses: al fideicomiso habían llegado en total 169 millones 243 mil 245 pesos. 

Al 31 de marzo del 2013 le quedaban 48 millones 809 mil 513 pesos, y se habían ejercido ya 120 millones 433 mil 813 pesos. En el acuerdo de la última doble negociación salarial del 2013, el Gobierno Estatal pactó en su punto 34 con el SNTE:

“Con el propósito de fortalecer el Fideicomiso de Tecnologías de la Información, el Gobierno de Jalisco realiza una aportación por única ocasión de 18 millones 815 mil 926 pesos”. 

Podrían ser más, pues la coordinadora de Administración habla de 26 MDP estatales y otros 50 MDP federales. El 24 de junio, el gobernador junto al líder nacional del SNTE, Juan Díaz de la Torre, y los de sus secciones locales, presidieron uno de los eventos de reparto ante cientos de maestros en Zapotlán El Grande. 

El comité de dicho fideicomiso tiene una particularidad, a pesar de tener exclusivamente recursos públicos, su presidencia, con voto de calidad, rota entre la SEJ y el SNTE, así lo ordenan las reglas del programa para todo el país:

“La presidencia del comité estará a cargo de manera alterna por tres meses del secretario de Educación del estado o de un representante del SNTE, según sea el caso, designado por el Comité Ejecutivo Nacional del mismo”. 

Al 31 de diciembre del 2013 se reportó la entrega de 21 mil 36 computadoras, y si bien todo su fondeo es público, el portal del programa comparte la paternidad con el SNTE: “Con la finalidad de elevar la calidad de la educación básica en México, la Secretaría de Educación Pública y el SNTE otorgarán computadoras personales a maestras y maestros en propiedad y sin costo alguno para estos”.  

La Encuesta Internacional sobre la Enseñanza y el Aprendizaje 2013 (TALIS), de la OCDE, arrojó que México tiene el porcentaje más alto de maestros que dicen no sentirse preparados “en lo absoluto” en su trabajo, un 19 por ciento, el promedio internacional es de uno por ciento. 

Por eso la organización Mexicanos Primero cuestiona la jerarquización del gasto educativo, y que se invierta solo 239.4 pesos por maestro en su desarrollo y capacitación.   

Por otro lado, hay un tercer fideicomiso con voz sindical, aunque sin voto: el Programa Especial de Financiamiento a la Vivienda para el Magisterio, Fovimjal. Hasta el 2010 recibió 86.7 MDP, y autorizó mil 320 créditos por 37.9 MDP para financiar “el pago en efectivo del enganche y gastos de escrituración en la adquisición de vivienda nueva o usada”. 

Comentarios