60,000

tuits
fueron hechos tras la rueda de prensa de los padres de los desaparecidos el 29
de octubre

La consultora en comunicaciones Indatcom, con sede en Guadalajara, realizó un análisis del impacto que ha tenido en las redes sociales el tema de los normalistas desaparecidos y cómo se ha expandido a diferentes nodos que pasan por cuentas de  medios de comunicación, instituciones y sociedad civil.

Hicieron lo que llamaron una radiografía de cómo se ve la Internet cuando está indignada y cuando se organiza a través de la protesta social.

La imagen que presentan en su análisis muestra un denso enjambre de líneas dispersas hacia varios puntos. Su distribución es espesa: no hay entre los participantes espacios en blanco, ni silencios.

Las marchas que se han mostrado en la prensa fueron convocadas, principalmente, por los participantes en este mismo panal de redes virtuales.

El reporte de la consultora detalla cómo un mes después de que los jóvenes estudiantes de la normal rural de Ayotzinapa fueran detenidos y desaparecidos, más de 100 mil usuarios únicos en Twitter escribieron más de 311 mil  mensajes respecto al tema.

“El tamaño de los usuarios en la gráfica muestra su importancia en la conversación, en tanto a las veces que se reenvían sus mensajes”, explica el reporte de Indatcom, escrito antes de que surgiera el hashtag #YameCansé, el más importante hasta ahora sobre el tema.

Los #Compas del #YaMeCansé

El 7 de noviembre, al término de una conferencia de prensa, el procurador Jesús Murillo Karam miró a sus colaboradores y con una media sonrisa dijo en el micrófono: ya me cansé.

Minutos más tarde, la cuenta en Twitter de Anonymous México subió el video de la conferencia con el título: “Murillo Karam dice – Ya me cansé de buscar a los 43 normalistas de Ayotzinapa”.

En ese momento, Jesús Robles Maloof estaba marchando en las calles del DF. El activista, quien es otro de los líderes de opinión sobre el tema en redes sociales, confiesa que ese día tuiteó con otros hashtags y que no entendía por qué los tuiteros comenzaban a poner #Yamecansé.

A Robles Maloof le siguen 47 mil 400 cuentas de Twitter y recibió el último mes 43 mil 439 mensajes. A un mes de distancia, no duda en calificar el hashtag #Yamecansé como el más activo en el tema.

Parte del éxito de ese hashtag, asegura en entrevista, es la ineptitud de las autoridades, la indignación, no solo por la desaparición de los 43 estudiantes sino por la respuesta.

“Es un hashtag que no parece reflejar directamente los sucesos. Refleja el cansancio de la ineptitud y la discordancia que existe en nuestra clase política, que sigue sin entender de qué se trata”, refiere.

Al día siguiente de su aparición, #Yamecansé estuvo durante tres horas como el tema más comentado en Twitter en el mundo.

Fue el segundo tema con más tiempo como primer lugar durante noviembre, incluso por encima de Ferguson, que se refiere a la condena por la absolución del policía blanco que disparó contra un joven afroamericano en esa ciudad estadounidense.

Superó al doble el tema #Ayotzinapa, que había sido el más comentado durante el primer mes después de que desaparecieran a los estudiantes.

El procurador Murillo Karam declaró a Televisa que estaba cansado emocionalmente por la situación y que dijo la frase porque no había dormido en 40 horas antes de la conferencia.

Durante el último mes, según el sitio de análisis Topsy, el hashtag #Ayotzinapa tuvo un millón 179 menciones, la mitad del #Yamecansé. Hicieron su pico más reciente durante la marcha del 20 de noviembre.

Los ‘compas’

En el segundo mes de la desaparición de los normalistas, la publicación de un artículo en el portal Animal Político trajo otro tema a la escena virtual.

Dos reporteros de ese medio documentaron que parte central de la acusación contra los 11 detenidos el 20 de noviembre fue que formaban un colectivo subversivo “porque entre ellos se decían compas”, de acuerdo con la versión compartida por los abogados de los jóvenes.

Esto trajo el hashtag #TodosSomosCompas, que apenas en un día tuvo 45 mil 421 menciones. Los usuarios más comunes para estos nuevos temas son los mismos que han protagonizado la discusión en la red desde las campañas a la presidencia en 2012.

El más retuiteado

El usuario civil más retuiteado fue la cuenta @masde131, quienes se identifican como un “colectivo informativo por Internet”.

El usuario fue creado por estudiantes de la Universidad Iberoamericana luego de la visita de Enrique Peña Nieto a su escuela durante la campaña presidencial, cuando le reclamaron la actuación policial del gobierno del Estado de México en Atenco. Cuenta actualmente con 31 mil 800 seguidores.

Casi un mes después del reporte, la mayoría de los mensajes que difunde esta cuenta aún son relativos al caso Ayotzinapa y al presidente Peña Nieto.

Entre las cuentas con más retuits está la del portal Animal Político, con 687 mil seguidores, el Centro Derechos Humanos Miguel Agustín Pro Juárez, que tiene 10 mil 400 seguidores y el portal Sopitas, al que le siguen 772 mil tuiteros.

Los líderes de la red

La representación gráfica de esta protesta pone en blanco y negro quiénes mueven la conversación en línea.

Los medios

1. El usuario con más referencias es el diario La Jornada

2. Aristegui Noticias, el portal que publica las notas producidas en el noticiero matutino de Carmen Aristegui en MVS radio.

3. La tercera cuenta más relevante de noticias es CNN México.

Los personajes

1. Epigmenio Ibarra, fuerte opositor al peñismo desde la campaña presidencial.
199,000 seguidores
400, 643 mensajes le han dirigido en el segundo mes luego de la desaparición de los estudiantes

2. El catedrático de la UNAM John Ackerman, actual profesor residente de la Universidad de la Sorbona en París.
152,000 seguidores tiene en Twitter
94,930 mensajes en su cuenta recibidos en el último mes

El tuit que no se cansa

> 3 horas permaneció el #Yamecansé como el tema más comentado en Twitter en el mundo el día siguiente de la conferencia del Procurador

> 2,830,000 repeticiones tuvo el #Yamecansé tan solo en los primeros días tras su aparición

> 600,000 tuits comentando el tema se generaron solamente el 20 de noviembre, durante la marcha de tres puntos al Zócalo