La ex integrante de Kabah y diputada federal, Federica Quijano, denunció por medio de redes sociales que una de sus seguidoras está ejerciendo violencia psicológica, así como de discriminación, en contra de su hija.

De hecho, Quijano se mostró sumamente molesta y reveló que una mujer ha estado utilizando una cuenta de Instagram para insultar cruelmente a María, a quien adoptó en 2007 tras conocerla en un albergue donde trabajaba.

Incluso, la legisladora compartió algunos de los mensajes de la seguidora en los que también arremeten en contra de Sebastián, su hijo menor quien además fue diagnosticado con autismo.

“Estoy enojada, furiosa, lo que le sigue, decepcionada y no sé como si alguien quiere afectarme a mí directamente, es muy vil que se vayan contra tus hijos”, expresó en un video que compartió en sus historias.

La cantante mostró en sus historias de Instagram las capturas de pantalla de las conversaciones que esta persona le escribió a su hija, en donde la llama con múltiples calificativos que atentan contra su integridad.

“Si alguien quiere afectarme a mí directo es muy injusto y muy vil que se vayan contra tus hijos”, añadió en sus historias de Instagram.

Asimismo, en las imágenes mostradas por Federica, se puede ver cómo la persona hace alusión a que ella y su hermano fueron adoptados de forma despectiva.

Puedes leer: Violencia sexual en el ámbito privado, el peligro de las trabajadoras del hogar

“Voy a hacer todo lo que pueda para que esta persona la pida una disculpa a mi hija porque no nada más le escribió a una menor, también me escribió a mí”, reveló.

Aunado a ello, Federica Quijano narró que la persona en cuestión le escribió diciéndole que su sobrina había enviado los mensajes, algo que Quijano no creyó, pues también le respondió algunas historias con palabras despectivas a los menores.

Finalmente, pidió a sus seguidores que denunciaran la cuenta con el equipo de Instagram, pues atenta contra la integridad de menores y les causa violencia emocional.

Además de que ya levantó un reporte ante la policía cibernética para que investigue el caso.