Organizaciones de la sociedad civil hicieron un llamado a respetar los derechos de las trabajadoras del hogar en el RomaFest, una celebración en el Monumento a la Revolución para la entrega del Óscar.

El Centro de Apoyo y Capacitación para Empleadas del Hogar (CACEH), el Instituto de Liderazgo Simone de Beauvoir (ILSB), Fondo Semillas, Hogar Justo Hogar y Red de Mujeres Empleadas del Hogar realizaron diversos pronunciamientos.


“Dos líderes de las trabajadoras del hogar estarán en Los Ángeles en la presentación de los Óscar. El Instituto es una de esas organizaciones que reconoce la importancia del trabajo del hogar que sostiene a México”, mencionó Arabella Jiménez, del ILSB, en referencia a Yalitza Aparicio y Nancy García.

Las mujeres indígenas interpretaron a Cleo y Adela, quienes se encargan de la limpieza y el cuidado de los niños en la película que lleva el nombre de la colonia capitalina.

Con gritos y olas en contra de la discriminación y el racismo, jóvenes de la Ciudad de México acudieron a la invitación del nominado a mejor director por su película Roma, al Monumento a la Revolución.

La justicia para las trabajadoras del hogar es una de las causas que apoya el cineasta y que reflejó en Roma, nominada a mejor película en la entrega 91 de los premios Óscar. El filme alude a la nana que cuidó al director de cine durante su infancia en esta colonia.

Desde el viernes, el cineasta informó a través de su cuenta de Twitter del RomaFest, un “reventón” con la presencia de organizaciones de la sociedad civil en defensa de los derechos de las trabajadoras del hogar y de grupos musicales como Sonido Gallo Negro, integrado por mexicanos que realizaron la cumbia de “El Borras”, la estrella de cine de cuatro patas.

El grupo musical The Little Jesus fue uno de los más esperados por los jóvenes, quienes bailaron al ritmo de éxitos como “La magia”.