Desde que a finales de noviembre la ahora jefa de Gobierno de la Ciudad de México, Claudia Sheinbaum, presentó su terna para el puesto de contralor durante su gobierno, el nombre de Juan José Serrano sonaba fuerte y el mismo ya era fuertemente criticado por haber sido uno de los abogados de un grupo de los padres de familia del Colegio Rébsamen, aquel que estaba ubicado en Tlalpan y que colapsó en el sismo del 11 de septiembre de 2017.

Lejos de haber sido el representante legal de los padres de los menores fallecidos en el terrible siniestro, Juan José Serrano Mendoza es egresado de la Universidad La Salle, con especialidad en derecho laboral, corporativo y combate a la corrupción dentro del marco del nuevo Sistema Nacional Anticorrupción.

Su candidatura fue impulsada por la Barra de Abogados y por la Facultad de Derecho de la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM), donde es catedrático.

A decir del diputado Carlos Castillo Pérez, se trata de un perfil ciudadano que representa honestidad e independencia política y no tiene vínculo alguno con el gobierno de Claudia Sheinbaum.

El presidente de la Comisión de Transparencia del Congreso local dijo que la mayor prueba de que no será un contralor a modo, es que en las comisiones fue aprobado por todos los grupos parlamentarios, lo que evidencia que no hay “dados cargados” para ningún lado.

Subrayó que el mayor mérito de Serrano Mendoza es ser un ciudadano con licenciatura de abogado que ha desarrollado la mayor parte de su trabajo en la abogacía en organizaciones sociales, y en la construcción del Sistema Anticorrupción, y la independencia de quien encabece la Contraloría será pieza fundamental para dar certeza a los buenos manejos de la administración pública.

“No es un contralor ‘carnal’ de la jefa de Gobierno, es un perfil que convenció a todos los grupos parlamentarios que aprobaron por unanimidad su nombramiento”, indicó.

Por su parte, el diputado Federico Döring Casar, del Partido Acción Nacional (PAN), dijo que si bien no pretendían obstaculizar el nombramiento, pues esta persona acredita en lo académica y experiencia esa función, el procedimiento fue súbito y de muy poco calado político.

Indicó que Serrano Mendoza fue elegido luego de una entrevista de 10 minutos y no presentó un plan de trabajo a las comisiones unidas que determinaron nombrarlo o un diagnóstico con metas.

A su vez, el líder de la bancada del Partido de la Revolución Democrática (PRD), Jorge Gaviño Ambriz, expresó su inconformidad, no del nombramiento de Serrano Mendoza, sino de que los legisladores locales le hayan conferido la responsabilidad de nombrar a los más de 100 titulares de las contralorías de la ciudad.

Consideró que si bien el nuevo contralor tiene la capacidad, experiencia y honestidad, el procedimiento que siguieron los diputados para su nombramiento no fue el adecuado a partir de una entrevista de 10 minutos.

TAMBIÉN PUEDES LEER: AMLO FIRMA INICIATIVA PARA ANULAR LA REFORMA EDUCATIVA (VIDEO)