José Luis Álvarez Flores, el ambientalista que fue hallado muerto el lunes en Palenque, Chiapas, ya había pedido protección a las autoridades por amenazas de muerte, reveló a la agencia Efe Miguel Pérez, presidente de las Unidades de Manejo Ambiental (UMA) de Tabasco.

Las amenazas, las cuales nunca fueron atendidas por las autoridades, a decir del propio Pérez, parecerían ser producto de su labor de denuncia en contra del saqueo de arena y piedras del río Usumancita. Autoridades ya investigan el caso.

Álvarez Flores, quien tenía 64 años al momento de su muerte, se destacó por su labor de defensa y protección del santuario del mono saraguato, popularmente conocidos como aulladores, en Chablé, Tabasco.

Aunado a esto, el activista había denunciado recientemente la extracción ilegal de arena y piedras del Usumancita.

“Era una persona agradable, su defecto fue defender la extracción ilegal de arena, esa fue su lucha”, expresó Miguel Pérez a la agencia referida.

En la UMA que Álvarez fundó en 2012, además de los monos se protegen diversas especies como iguanas y garzas tigres.

Según Efe, está es la primera vez que un ambientalista es asesinado en Tabasco. Se suma a los 125 que han sido asesinados en el país en la última decada.

¿Qué opinas?

TE RECOMENDAMOS LEER: ÉL ES JAVIER COELLO, EL FUNCIONARIO PÚBLICO EN LA ÉPOCA DE SALINAS QUE AHORA DEFIENDE A LOZOYA