Este martes, el arzobispo Primado de México, el cardenal Carlos Aguiar Retes, se sumó a la convocatoria que hicieron este lunes los integrantes de Conferencia del Episcopado Mexicano, la Conferencia de Superiores Mayores de Religiosos de México y la Provincia Mexicana de la Compañía de Jesús para unirse en oración por la paz de México el próximo 10 de julio.

Por medio de un comunicado, Aguiar Retes dijo que está convencido de que la oración ayudará a mirar al prójimo con la dignidad que Dios ha dado, y a partir de ahí, iniciar los procesos de perdón personal y social que el momento actual exige.

“Solo así podremos crecer como sociedad que anhela los valores universales de la verdad, justicia, caridad y libertad. Miramos con esperanza todo esfuerzo y diálogo que se realice para construir la paz en nuestro corazón y en nuestro país, siempre bajo la inspiración del Dios por el que se vive”, dijo Aguiar Retes.

A su vez, Aguiar Retes dijo que está convencido de que la oración ayudará a mirar al prójimo con la dignidad que Dios ha dado, y a partir de ahí, iniciar los procesos de perdón personal y social que el momento actual exige.

Adelantó que como Arquidiócesis tienen contemplada la jornada de oración por la paz en México, programada desde el inicio del año para el próximo 18 de septiembre. Más adelante se darán indicaciones precisas para el desarrollo de la misma.

Cabe recordar que este lunes, la Conferencia del Episcopado Mexicano (CEM) convocó a obispos, sacerdotes, vida religiosa, fieles y creyentes a realizar una Jornada de Oración por la Paz, esto luego de los asesinatos y desapariciones que diariamente se cometen en el país.

Puedes leer: AMLO celebra llamado de la Iglesia para construir la paz en México; “no basta rezar, pero ayuda”

Mediante un comunicado, resaltaron que los asesinatos y desapariciones que diariamente se cometen en el país son un llamado de Dios para unirse para pedir por la paz.

“Por eso convocamos a una Jornada de Oración por la Paz. Necesitamos estar unidos en este momento en que la indignación de nuestro pueblo, ante la barbarie de la violencia, nos están abriendo una puerta para la paz”, detallan.

Por su parte el presidente Andrés Manuel López Obrador (AMLO) celebró el comunicado que emitió ayer la Iglesia católica, quien ante los asesinatos, desapariciones y la barbarie de violencia que vive el país, convocó a una jornada de oración para la paz y construcción de un camino de justicia y reconciliación, en el que, indicó el Mandatario federal, deben de ser incluidos también los integrantes del narcotráfico.