"En los hechos no vimos acciones que nos permitan decir que ha avanzado Jalisco en simetría institucional"

Armando Islas

Investigador CIDA


Los estados con mayores avances son Chihuahua, Nuevo León, Baja California y Tabasco. Jalisco es uno de los cinco más rezagados


El rezago de Jalisco es claro, pues llevan 56 meses (desde que se lanzó la reforma federal) trabajando en el tema y no hay resultados

http://www.youtube.com/watch?v=05uk7GC3PkM

Opacidad, malos manejos y pocos avances en la implementación del nuevo sistema penal acusatorio son solo algunas de las conclusiones que lanzó la organización civil Centro de Investigación para el Desarrollo (CIDAC), a propósito del proceso que lleva el estado de Jalisco.

Los resultados colocan a la entidad como una de las más rezagadas en la materia, según se lee en su informe sobre “El seguimiento y la evaluación de la implementación y operación del nuevo sistema de justicia penal en México”.

De los mil puntos que cada estado debe tener para completar el 100 por ciento de la implementación y verificar resultados,  Jalisco tuvo solo 151, cifra muy por debajo de la media nacional. 

Pues ni siquiera se pudo evaluar tres de los cuatro criterios que contiene la investigación de CIDAC.

Y de este modo se coloca a Jalisco como uno de los cinco estados más rezagados en la implementación del sistema penal acusatorio, solo después del Estado de México, Tlaxcala, Querétaro y Guerrero.

Pero el rezago se mantendrá por lo menos un año más.

Pues el gobernador del estado, Jorge Aristóteles Sandoval Díaz, vetó la modificación al Código de Procedimientos Penales en el que se contenía el nuevo modelo de sistema penal y que se elaboró luego de una serie de foros de consulta que organizó el Congreso de Jalisco con expertos y representantes de la sociedad civil.

El Ejecutivo consideró que el nuevo modelo de justicia penal se aplicaría hasta 2015 y no en 2014 como se había proyectado. 

Se atribuyó la decisión a un asunto presupuestal, que pretende ser subsanado con el anuncio que hizo el gobernador, en el informe del presidente del Poder Judicial, Luis Carlos Vega Pámanes, en el que aseguró que daría 20 millones de pesos al Poder Judicial para habilitar las salas de juicios orales.

Pero justamente el tema presupuestal, es uno de los rubros que evalúa la organización en donde se advierte la necesidad de aumentar los recursos al área de justicia a fin de poder consolidar el proceso de implementación de los juicios orales.

En entrevista con Reporte Indigo, Armando Islas, integrante del grupo de investigación del CIDAC, comentó que en materia de normatividad Jalisco va muy atrasado.

“Su órgano integrador de Jalisco no tiene los suficientes recursos. 

“Otra que valoramos es un sistema de implementación que (en Jalisco) no encontramos”, refiere en entrevista, y explica que se trata de un protocolo que permite medir el seguimiento.

Para el investigador el rezago de Jalisco es claro, pues llevan 56 meses (desde que  se lanzó la reforma federal) trabajando en el tema sin que haya aún resultados concisos. 

CIDAC es un centro de investigación, conocido como Think Tank sin fines de lucro, que hace investigaciones sobre el desarrollo institucional de México. 

Además genera propuestas a mediano y largo plazo a fin de fortalecer las políticas públicas que se aplican, y con ello fortalecer el Estado de Derecho para propiciar las condiciones de desarrollo económico y social de México.

La metodología de CIDAC se basa en cuatro fases de evaluación. Se analizan los avances en cuanto a las instalaciones físicas para las salas de juicios orales, esto incluye la evaluación a los sitios web de los órganos coordinadores de la reforma. 

Además se analizan las capacidades institucionales de cada estado y las modificaciones a las leyes, códigos y otras disposiciones legales para su aplicación. 

En esta fase también se revisan presupuestos y recursos públicos para las procuradurías y poderes judiciales de los estados y la simetría entre cada dependencia.

El entrevistado explica que cada órgano involucrado con el tema de justicia debe tener protocolos de intervención y de coordinación a fin de poder aplicar el nuevo modelo. En Jalisco eso todavía no existe.

“En los hechos no vimos acciones que nos permitan decir que ha avanzado Jalisco en simetría institucional”.

La tercera fase de análisis se aplica solo a los estados que ya tienen en operación los juicios orales. CIDAC evalúa sus resultados y rendimientos anuales.

La última fase de evolución es sobre el impacto del nuevo sistema penal y la percepción ciudadana.

Jalisco, opaco y retrasado

El Gobierno de Jalisco no es claro en el proceso que se sigue para implementar el sistema penal de juicios orales, refirió Armando Islas, de CIDAC, quien señala que el estado es una de las 11 entidades que no cuenta con página web que dé puntual seguimiento a los avances. 

Lo que limita la rendición de cuentas, y la publicidad de los nombres de los responsables del proyecto.

Islas señala que la información fue clave para armar el informe, pues este se realizó con base a solicitudes de información. 

Según la escala de evaluación que hizo el CIDAC, Jalisco se encuentra entre los cinco estados más rezagados en la implementación del nuevo sistema penal acusatorio.

Los estados con mayores avances son Chihuahua, Nuevo León, Baja California y Tabasco.

Además en la entidad aún no se cuenta con un espacio físico para hacer las salas de juicios orales. 

En la Ciudad Judicial Jalisco se tiene un piso reservado pero se encuentra en obra negra. A pesar de que el recinto fue habilitado para su uso el pasado mes de octubre.

Por su parte, en el análisis legal se encontró que para agosto del 2013, 26 de las 32 entidades ya contaban con un Código de Procedimientos Penales de corte acusatorio, en esa lista no se encuentra Jalisco, que tampoco ha modificado su Código Penal Sustantivo, ni tiene una ley de atención a víctimas.

Tampoco ha modificado la Ley Orgánica del Poder Judicial, ni la Ley Orgánica de Defensoría Pública. Jalisco sólo ha modificado la Ley de Seguridad Pública.

En cuanto a la variación del presupuesto asignado a las procuradurías de 2010 a la fecha, Jalisco incrementó en un 25.6 por ciento los ingresos de esa dependencia.

Sin embargo, esa variable es completamente diferente tratándose del Poder Judicial. Entidad en la que solo ha habido un aumento del 9.2 por ciento.

El CIDAC señala que el presupuesto a ambas instancias es importante para la observación del sistema judicial, pues así se determina el grado de prioridad que tiene el tema para el estado.

En ese sentido destaca que todo el aparato de justicia representa aproximadamente el 3 por ciento del presupuesto anual total de Jalisco desde 2010 hasta 2013. 

Dicha cifra coloca al estado entre las entidades que menos atiende económicamente el tema de justicia, entre ellos están Tamaulipas, Guerrero, Yucatán y Veracruz.

El Estudio de CIDAC refiere que el sistema penal acusatorio entraría en vigor en 2014, pero debido al veto del gobernador la iniciativa se postergará hasta 2015.

Para el investigador del CIDAC, los raquíticos resultados de Jalisco ponen en evidencia que no se tienen las condiciones mínimas que requiere el nuevo sistema penal y en su lectura “podría suceder lo que ha pasado en otras entidades: que no están funcionando”. 

Aprueba presupuesto con ligeras alzas

Este fin de semana quedó aprobado el presupuesto del 2014.

En una sesión en plena madrugada del domingo los diputados de Jalisco acordaron un monto de egresos de 83 mil 292 millones de pesos, con reasignaciones por 460 millones.

De dichas reasignaciones el Poder Judicial, que tenía proyectado un presupuesto de mil cinco millones de pesos, aumentó sus recursos en 181 millones de pesos más.

Los aumentos fueron repartidos de la siguiente forma:
> Supremo Tribunal de Justicia, 60 millones
> Salas de juicios orales, 12 millones
> Consejo de la Judicatura, 85 millones
> Juzgados penales, 8 millones
> Apoyo al personal de base del Supremo Tribunal, 7 millones
> Implementación del Sistema de Justicia Penal, 9 millones
> De 2010 a 2013 el presupuesto al Poder Judicial ha fluctuado entre 800 a mil 100 millones de pesos.