El candidato de Movimiento Ciudadano (MC) a la gubernatura de Nuevo León, Samuel García, estaría implicado en un posible lavado de dinero después que una investigación exhibiera delitos fiscales y supuestas operaciones con recursos de procedencia ilícita.

De hecho, los datos fueron turnados al Instituto Nacional Electoral (INE) que pasó el caso a la Comisión de Fiscalización para investigar si existe algún financiamiento electoral ilegal porque la indagatoria arrojó depósitos a MC.

Operaciones ilícitas

La investigación oficial de Animal Político señala que en estos momentos las operaciones se encuentran en un proceso de investigación por parte de las autoridades y son:

-Depósitos por 26 millones de pesos de una empresa confirmada como “fantasma” por el Servicio de Administración Tributaria (SAT)

-170 millones de pesos triangulados entre firmas ligadas a operaciones inusuales y presunto lavado de dinero

-Consumos por más de 18 millones de pesos con tarjetas de crédito y retiros millonarios en efectivo

También lee: Samuel García niega que su padre huya de la justicia y publica video para demostrarlo

Las operaciones ilícitas, además, también incluyen a su padre Samuel García Mascorro, su esposa, la influencer Mariana Rodríguez Cantú, y su suegro Jorge Rodríguez Valdez, por no reportar al SAT transacciones millonarias, por lo que se les investiga por evasión fiscal.

Alertas bancarias

Es por ello que las irregularidades y operaciones de Samuel García han generado que los bancos emitan alertas al SAT ante la posibilidad de que se esté lavando dinero.

Una de las más graves está relacionada con dos transferencias bancarias vía SPEI por 26 millones 153 mil 457 pesos, que el senador con licencia de MC recibió en julio y agosto de 2012 desde las cuentas de una empresa con razón social Grupo Renok SA de CV clasificada como “fantasma” desde 2015 por el SAT.

Otra empresa que está siendo investigada es SAGA Tierras y Bienes Inmuebles SA de CV, de la cual Samuel García tiene el 35% de las acciones, el resto está repartido entre tres firmas distintas: “García Mascorro Abogados Firma Jurídica Fiscal SC”, “Firma Contable y “Fiscal Contadores y Financieros SC y Firma Jurídica y Fiscal Abogados SC”, donde también es socio, junto a su padre Samuel García Mascorro, quien es el apoderado legal.

“La investigación encontró una presunta triangulación de recursos entre dichas empresas. Se identificaron, en total, 171 millones 650 mil pesos enviados desde las referidas firmas a la empresa SAGA mediante 56 operaciones bancarias entre 2016 y 2019”, señaló Animal Político.