Ayer circuló en redes sociales una noticia que parecía respuesta a los múltiples videos que ciudadanos han difundido sobre abusos policiacos. 

La información aseguraba que el Congreso de la Unión había aprobado una iniciativa de ley que prohibía utilizar teléfonos celulares o cualquier otro instrumento para grabar las acciones policiacas cuando los uniformados se encontraran trabajando. 

Los videos evidenciando abusos de la autoridad han inundado las redes en los últimos meses. El más notorio, convertido en viral, corresponde al supuesto secuestro, o detención, de los normalistas de Ayotzinapa, que evidencia el abuso policiaco al estar disparando cuando los estudiantes les advertían que no tenían armas y estaban rendidos. 

La publicación sobre la supuesta iniciativa emergió de un medio “pirata” o apócrifo llamado “Hechos meridiano”, aludiendo el nombre del noticiero de TV Azteca.  

“La reforma aprobada por el Congreso de la Unión sanciona de dos a tres años de prisión y 78 salarios mínimos, a la persona que por medio de celular, computadora, cámara fotografía/especial de video, o por cualquier otro medio, grabe a cualquier elemento policíaco independientemente de su corporación o Estado”. 

Y agregaba que la persona responsable sería sancionada con 8 a 15 meses de prisión  y 48 salarios mínimos. 

Sin embargo, en ninguna bitácora de la Cámara de Diputados existen indicios de que esa información sea real.

Para aprobar una ley como esa sería necesario aplicar una reforma al artículo 6 Constitucional, el cual garantiza la libertad de expresión. 

Este artículo constitucional fue reformado en junio de 2013, agregando el Internet a las posibilidades de información y difusión. 

“El estado garantizará el derecho de acceso a las tecnologías de la información y comunicación, así como a los servicios de radiodifusión y telecomunicaciones, incluido el de banda ancha e Internet”. 

De acuerdo a la Constitución  no hay ningún otro cambio o reforma autorizados, hasta ahora.