A pesar de las alertas emitidas por Comisión Nacional del Agua (Conagua), Juan Ignacio Barragán, director de Agua y Drenaje de Monterrey, insistió que la dependencia no tiene programado realizar cortes en el servicio en el futuro próximo.

En rueda de prensa, el funcionario afirmó que, aunque está de acuerdo con la advertencia del organismo federal en torno a la baja de agua en la presa Cerro Prieto, misma que podría complicar las tareas de extracción, realizar una suspensión en el suministro de la Zona Metropolitana de Monterrey no se encuentra entre los planes.

“Pregúntenle al de la Conagua, nosotros no tenemos pensado hacer cortes; si él piensa que sí, faltará ver de dónde sacó la información”, repuso Barragán ante pregunta expresa.

En días pasados, Luis Carlos Alatorre, miembro del Comité Técnico de Operación de Obras Hidráulicas de la Conagua, pidió a Agua y Drenaje de Monterrey reducir los niveles de extracción de Cerro Prieto y La Boca para evitar una nueva crisis en el suministro, tal y como ocurrió a mediados del año pasado.

Sin embargo, Barragán puntualizó que el riesgo al que apunta la Conagua tiene que ver con que el nivel de la presa en cuestión baje de tal forma que se tenga que volver a utilizar equipos de bombeo para lograr extraer el líquido, infraestructura con la que la entidad ya cuenta.

“Es cierto, hay un riesgo, pero ellos hablan de que tengamos que utilizar equipos de bombeo, que volvamos a utilizar las bombas flotantes que ya tenemos, la infraestructura ya está lista si se diera el caso”, apuntó el funcionario.

Dependerá del consumo humano

Lejos de protagonizar un enfrentamiento con la Comisión Nacional del Agua, Barragán afirmó que se siguen las recomendaciones recibidas pero, en términos de reducciones y suspensión de servicio, será el propio consumo de los nuevoleoneses el que determine las acciones a seguir.

“Sí estamos buscando reducir la extracción; de hecho, coincidimos totalmente con lo que dice la Comisión, y las recomendaciones que dan son lo que estamos haciendo nosotros”, aclaró.

Hace una semana, la dependencia anunció bajas de presión en el servicio durante las madrugadas en ciertas zonas de la ciudad, al tiempo que pidió a la población reducir su consumo de agua, toda vez que el pronóstico de lluvias a corto plazo no es favorable.