Fanny Guadalupe, una joven de 16 años de edad que denunció haber sido amenazada y golpeada por un agente municipal de su comunidad “El porvenir” en San Juan Cotzocón Mixe, en Oaxaca, fue encontrada sin vida.

“Mira, no se me va a hacer difícil matar a una perra como tú. Si yo quiero te lleno la cabeza de tiros”, fue la amenaza que lanzó el agente municipal de El Porvenir, Isaac Hernández Guillén, a la joven.

Fue este 26 de septiembre cuando fue encontrado el cuerpo de Fanny, quien además dejó en la orfandad a un bebé de seis meses de edad.

La asociación civil Servicios del Pueblo Mixe exigió a las autoridades que se castigue a quienes resulten responsables del feminicidio de Fanny Guadalupe, ya sea por acción u omisión.

“No fue suicidio, sino feminicidio” denunciaron en las redes sociales activistas y organizaciones, quienes demandan justicia para la menor.

Lee: El récord de la vergüenza: México alcanzó en agosto el mes más alto en número de feminicidios

De acuerdo con el activista mixe Joaquín Galván, la joven denunció que el 13 de julio de este año fue citada a las oficinas del agente municipal, donde llegó acompañada de su madre y su pareja, Alexis Trujillo.

En la audiencia, el agente Municipal acusó a Fanny y a Alexis de vender droga además de insultarlos, golpearlos y amenazarlos de muerte. Lo anterior fue señalado en la Carpeta de Investigación 23472/FIST/CODDI-MATIAS/2021.

Al respecto, la Fiscalía General del Estado de Oaxaca detalló que investiga la muerte de Fanny bajo el Protocolo Ministerial, Policial y Pericial del Delito de Feminicidio en el Estado de Oaxaca.

Organizaciones civiles también exigieron a la Secretaría General de Gobierno realizar las indagatorias correspondientes por este caso.

Señalaron que las mujeres indígenas sufren una triple discriminación y violencia de genero porque están en situación de vulnerabilidad.

De acuerdo con el seguimiento hemerográfico que realiza la colectiva Ges Mujer, en lo que va del mes de septiembre, 10 mujeres han sido asesinadas en Oaxaca.