Elementos de la Agencia Ministerial de Investigación Criminal (AMIC) de la Fiscalía de Sonora localizaron el cuerpo de Priscila Juárez Enríquez, una joven de 27 años de edad que desapareció después de citarse con un sujeto que conoció en la aplicación de citas Tinder.

Familiares de la mujer identificaron el cadáver, que fue hallado rumbo a la costa de Hermosillo, debido a los tatuajes que tenía la víctima.

Tras día y medio de peinar la zona en la que fue vista por última vez, un área de 2 kilómetros y medio a la altura del kilómetro 18 de la Carretera 26, agentes de la Fiscalía General de Justicia del Estado de Sonora (FGJE) encontraron el cuerpo a tres kilómetros al sur de la cinta asfáltica.

Los restos se hallaban semienterrados en el monte, por lo que el personal de la AMIC preservó la escena hasta la llegada de peritos, quienes recabaron los primeros indicios y realizaron el levantamiento del cuerpo.

Tras reconocer los tatuajes de Priscila; uno de pluma en el costado derecho y un beso en el glúteo izquierdo, así como un corazón rojo en clavícula derecha, una llama en costado izquierdo y otro corazón en tobillo derecho, los familiares confirmaron que se trata de la joven, quien se citó con un hombre que conoció en Tinder.

TE SUGERIMOS: “Personas desaparecidas tienen derecho a ser buscadas”; es prioridad: Sánchez Cordero

Priscila fue reportada como desaparecida el 22 de marzo pasado, un día después de que no volviera a su casa tras sostener un encuentro con un sujeto con el que hizo contacto a través de Tinder.

Según la familia de la joven, conoció a un hombre a través de dicha aplicación, con quien salió a comer para conocerlo en persona y después asistieron a una fiesta.

Durante estas dos salidas mantuvieron contacto con ella por WhatsApp, sin embargo, horas más tarde no volvieron a saber nada de ella.

Pese a la identificación de los restos por parte de familiares, el  Laboratorio de Inteligencia Científica Forense (CIF), de la Fiscalía de Sonora, realizará  comparativas de genética para tener mayor certeza de que se trata de la joven, por lo que se tomaron muestras de ADN de la hermana, tía y el hijo de la víctima.

La Fiscalía llamó a madres y padres de familia así como a usuarias y usuarios de este tipo de aplicaciones a extremar precauciones al conocer a personas de esta plataforma y evitar situaciones de riesgo.