35

fallecidos en Huauchinango por el paso del Huracan “Earl”.


En 2015,  José de Jesús Juárez López, director de Protección Civil en Huauchinango, había alertado  del riesgo en la que se encontraban más de 300 familias que habitaban terrenos irregulares

El presidente Enrique Peña Nieto se comprometió en Huauchinango, Puebla, afectado por el Huracán “Earl”, el gobierno federal hará un recuento de los daños.

“Lo que vamos a hacer de inmediato es registrar cuántas viviendas fueron las afectadas y cuántas se perdieron, y cuántas están en un riesgo latente de derrumbarse”, dijo el mandatario en un recorrido.

Expresó también sus condolencias y solidaridad a los deudos de las víctimas del fin de semana en Veracruz y Puebla, como consecuencia de las lluvias registradas.

Reiteró el compromiso del gobierno federal para respaldar a los damnificados, en estrecha coordinación con el gobierno de Puebla para apoyar, en primer lugar, a las familias que perdieron su patrimonio y en las labores de reconstrucción de las vialidades.

Comentó que en el primer balance emitido por la Secretaría de Desarrollo Urbano,

Territorial y Agrario (Sedatu) se tiene un registro de 350 viviendas afectadas, algunas destruidas y otras en posibilidades de derrumbarse.

Durante su visita al municipio Huauchinango, a las familias reunidas en un albergue les recordó que aunque algunas casas están de pie están ubicadas en zonas de alto riesgo, así lo ha identificado ya Protección Civil.

Indicó que por seguridad de las personas no deben regresar a sus viviendas, pues las lluvias en el estado continúan y pueden generarse nuevos deslaves.

Pidió que los pobladores que estén pendientes de las recomendaciones de las autoridades y atiendan el llamado de alerta del personal de Protección Civil, a fin de no poner en riesgo sus vidas.

Por su parte el gobernador Rafael Moreno Valle confirmó que aumentó a 35 el número de fallecidos en Huauchinango, por lo que los deudos seguirán recibiendo el apoyo de parte de los distintos niveles de gobierno.

Posteriormente, las autoridades municipales, estatales y federales encabezaron una reunión de evaluación de los daños por las lluvias en Puebla y se presentó un balance para definir las acciones a emprender para regresar a la normalidad.

La secretaria de Desarrollo Agrario, Territorial y Urbano, Rosario Robles, dijo que la población afectada por el huracán en Puebla y Veracruz recibe apoyo de los tres niveles de gobierno, con el objetivo de salvaguardar su vida,

El gobierno de la República trabaja coordinadamente con las autoridades estatales que encabezan los gobernadores de Veracruz, Javier Duarte; y Puebla, Rafael Moreno, expuso.

De visita de trabajo en el municipio de Huauchinango, Puebla, uno de los afectados por la tormenta Earl, el secretario de Desarrollo Social, José Antonio Meade Kuribreña anunció la puesta en marcha de un Programa de Empleo Temporal Inmediato en la zona con un monto de ocho millones de pesos.

Además, aseguró que el gobierno no descansará hasta restablecer las condiciones normales en los hogares afectados por el paso de dicho fenómeno natural.

Al atestiguar la firma de Declaratoria de Desastre Natural en veintinueve municipios poblanos, el secretario aseguró que en los próximos diez días hábiles, las autoridades realizarán el levantamiento de daños de las viviendas afectadas para gestionar el desembolso de recursos del Fondo Nacional para Desastres Naturales (Fonden).

La advertencia

En octubre del 2015, la dirección municipal de Protección Civil en Huauchinango, a cargo de José de Jesús Juárez López, había alertado de la posibilidad de riesgo en la que se encontraban más de 300 familias que habitaban terrenos irregulares, principalmente laderas, en la zona suburbana de este municipio.

La alerta por parte del funcionario municipal, que no fue atendida por ninguna instancia de los tres niveles de gobiernos, surgió tras un deslave ocurrido en la colonia Nuevo Monterrey, el pasado 25 de septiembre, en donde tres hermanos menores, María Elena, de 16 años; Rosa Isabel, de 10, y José Joel Cruz Meneses, de 8 años de edad, perdieron la vida bajo toneladas de lodo.

En este municipio de la Sierra Norte de Puebla, en donde la geografía es por demás

accidentada, se estima, según fuentes de la dirección de Protección Civil del gobierno estatal, que al menos 670 viviendas se encuentran ubicadas en laderas de alto riesgo, donde de manera frecuente, ante la provocación de las lluvias constantes, se registran deslaves.

Sin embargo, desde el gobierno municipal de Huauchinango, al menos en los últimos cinco periodos de gobierno, no se ha buscado la forma de reubicar a las familias en riesgo. La tarea a la que se han limitado los gobiernos de este municipio en los últimos años han sido referentes al cuidado de las vías públicas, no a la construcción de viviendas en zonas de alto riesgo.

Lo anterior, no obstante, a que el reglamento municipal establece que para otorgar el permiso de uso suelo, se deben observar, entre otras medidas, la de “seguridad estructural, tipo de suelo, resistencia, cargas, recubrimientos, factor de comportamiento sísmico, componentes horizontales, movimientos de terreno, análisis estático, análisis dinámico, diseño por viento, efectos, empuje, efecto de agua…”.

También en el municipio de Huayacocotla, Veracruz, donde se registraron cuatro de los 10 decesos que dejó Earl a su paso por esa entidad, se observa inoperante el reglamento municipal de uso de suelo. (con información de J. Jesús Lemus)