¡Tu navegador no soporta JavaScript!
Reporte
CDMX
imagen principal

Norma024

El fracaso de la separación de basura

Icela Lagunas

A un año de entrar en vigor la Norma 024 que obliga a separar la basura en la Ciudad de México, ésta no ha sido totalmente aceptada por la ciudadanía, pues hay zonas donde no se cumple


Jul 12, 2018
Lectura 6 min
portada post

La separación de residuos en la Ciudad de México es un pendiente aún por cumplir al cien por ciento.

“Recójanla ustedes, para eso les pagan a ustedes, nos gritan algunos ciudadanos cuando les pedimos separar la basura”, dice Hugo Alfredo Alonso Ortíz, líder del Sindicato de Trabajadores de Limpia, a un año de la puesta en marcha de la Norma 024 que obliga a separar en cuatro categorías los desechos.

El dirigente sindical, responsable del batallón de 14 mil barrenderos y poco más de 4 mil conductores de camiones recolectores que a diario salen a las calles de la capital, refiere que este año la separación que obliga esta ley se cumplió tibiamente, según la zona o colonia de la Ciudad de México.

Por ejemplo, si de calificar la separación de la basura, los ciudadanos que habitan en la Delegación Coyoacán son quienes se llevan el primer lugar. En el lado extremo, quienes incumplen, están los vecinos de la Delegación Cuauhtémoc.

“No tenemos la cultura de separar la basura y más en tantas partes, la verdad es que sí subió pero no lo que se esperaba. De hecho, los que terminamos separando somos nosotros”, asegura en entrevista.

Sin ánimos de comprometerse, habla de un 40 por ciento de separación de basura, aunque pide tiempo para revisar sus cifras a detalle, con base en el pesaje de los camiones con desechos orgánicos e inorgánicos.

“Algunos tienen mucha disposición, dependiendo las colonias también hay que decirlo, en algunas nos ayudan y en otras nos gritan que para eso nos pagan, que lo tenemos que hacer nosotros”, dice.

En julio de 2017, entró en vigor en la Ciudad de México la norma ambiental 024 a partir de la cual de la cual se estableció la separación de la basura en cuatro: orgánicos, inorgánicos, inorgánicos no reciclables, inorgánicos reciclables y manejo especial o voluminosos.

El objetivo de la citada norma es facilitar el aprovechamiento de los materiales reciclables, asegurando que los orgánicos se conviertan en composta y los reciclables se aprovechen como materia prima para la fabricación de nuevo productos.

Con esta política, el gobierno local buscó reducir el volumen de basura que se deposita en los rellenos sanitarios, ya que en el caso de la capital de la República tiene que pagar para llevarla y depositarla en espacios del estado de México y de Morelos

En julio de 2017, la Asamblea Legislativa de la Ciudad de México se comprometió a proponer a la Secretaría de Finanzas dar estímulos fiscales a quienes cumplieran con la separación adecuada de los desechos.

Pero la idea quedó en el aire y la Norma 024 quedó “sin dientes” para obligar a los ciudadanos a cumplir con la separación de desechos ante el riesgo de ser multados o infraccionados.

La Cámara de Comercio de la Ciudad de México se comprometió con las autoridades locales a apoyar a través de sus agremiados en el cumplimiento de la nueva Norma 024, y aprovechar al máximo las más de 13 mil toneladas que se generan cada día.

Sin embargo, en las zonas restauranteras de la Condesa, Zona Rosa, Roma, Insurgentes, San Ángel, Coapa, se ha registrado escasa respuesta o el intento básico de separar sólo la orgánica e inorgánica.

Respecto a los desechos voluminosos como colchones, lavadoras, refrigeradores o estufas, el Sindicato de Trabajadores de Limpia propuso que se ampliaran los días de recolección y no fuera exclusivamente los domingos ya que este día las familias lo utilizan para recrearse.

“Pedimos que se permitieran otros dos días hábiles de la semana pues en la ciudad de México se vive a un ritmo rápido y en las familias trabajan tanto el esposo como la mujer, lo que imposibilita tener tiempo para la separación en cuatro”, explica el dirigente.

“Todo este tiempo hemos intentado hacer conciencia hay quienes sí coopera, hay otros que no”, resume.

Anuncia CDMX reducción de residuos

A un año de la entrada en vigor de la Norma 024 se han dejado de enviar a rellenos sanitarios más de 240 mil toneladas de residuos sólidos, informó el titular de la Agencia de Gestión Urbana de la Ciudad de México (AGUCDMX), Jaime Slomianski Aguilar.

Del 8 de julio de 2016 al 8 de julio de 2017 se mandaron 3 millones 96 mil 408 toneladas de Residuos Sólidos Urbanos (RSU) a los rellenos sanitarios autorizados; mientras que en el periodo siguiente –del 8 de julio de 2017 al 8 de julio de 2018- se llevaron solamente 2 millones 856 mil 164 toneladas.

Lo anterior refleja una reducción de 240 mil 244 toneladas de RSU enviadas a destino final, gracias a que los ciudadanos separaron la basura desde su origen en las cuatro categorías.

Slomianski aseguró que un mayor número de habitantes se suman a dicha iniciativa, lo que se refleja en el incremento de 120 mil 338 toneladas de residuos orgánicos enviados a la Planta de Composta de la CDMX, en comparación con el año anterior.

Dijo que del 8 de julio de 2016 al 8 de julio de 2017, ingresaron 399 mil 77 toneladas de residuos orgánicos; mientras que del 8 de julio de 2017 al 8 de julio de 2018, fueron 519 mil 415 toneladas.

Por otra parte, en la recolección de residuos voluminosos durante los domingos se han recolectado mil 475 toneladas de objetos como colchones, llantas, muebles, hornos, electrodomésticos, sillas, bancos y televisores.

Zonas difíciles

Ala apatía o falta de cultura se suma la inseguridad que se padece en ciertas colonias de la capital en las que los recolectores y trabajadores de limpia desempeñan su trabajo con reservas para evitar ser blanco de ataques.

Es el caso de la recolección de basura en el barrio bravo de Tepito, la Lagunilla en Cuauhtémoc; El Arenal en Venustiano Carranza, donde los camiones ingresan lo más temprano posible, antes de que se instalen los puestos metálicos de los comerciantes, y así evitar fricciones.

Previo a la puesta en marcha de la Norma 024, que entró en vigor el sábado 8 de julio del 2017, este ejército de barrenderos, voluntarios y operadores de la Sección 1 del Sindicato de Limpia se dio a la tarea de entregar trípticos a la ciudadanía en un intento por explicarle la nueva obligación; también se pegaron carteles en postes, mercados y escuelas, entre otros puntos

Hace un año que la Norma 024 se puso en marcha, el Sindicato Único de Trabajadores del Gobierno del Distrito Federal (SUTGDF) hacía una apuesta política por apoyar a Miguel Ángel Mancera en su intención de buscar la Presidencia.

Hace un año que la Norma 024 se puso en marcha, el Sindicato Único de Trabajadores del Gobierno del Distrito Federal (SUTGDF) hacía una apuesta política por apoyar a Miguel Ángel Mancera en su intención de buscar la Presidencia.

Comentarios