¡Tu navegador no soporta JavaScript!
Reporte
Nacional
imagen principal

CASOFIME

FIME obstruye comunicación de medios con estudiantes

Mayra González

En la Facultad de Ingeniería y Eléctrica de la UANL es necesario pedir autorización para platicar con los alumnos.

El viernes pasado acudí a Ciudad Universitaria, donde se ubica FIME, con la intención de conversar con los estudiantes de esta facultad de la UANL.

En los últimos días FIME ha estado envuelta en la polémica por las denuncias de presiones de alumnos para que voten por el candidato presidencial del PRI, Enrique Peña Nieto.


May 28, 2012
Lectura 3 min
portada post

En la Facultad de Ingeniería y Eléctrica de la UANL es necesario pedir autorización para platicar con los alumnos.

El viernes pasado acudí a Ciudad Universitaria, donde se ubica FIME, con la intención de conversar con los estudiantes de esta facultad de la UANL.

En los últimos días FIME ha estado envuelta en la polémica por las denuncias de presiones de alumnos para que voten por el candidato presidencial del PRI, Enrique Peña Nieto.

En redes sociales y en Reporte Indigo se han ventilado las famosas “hojas de compromiso”, que maestros y líderes estudiantiles están obligando a firmar a los universitarios en apoyo a Peña Nieto.

FIME es la facultad donde fue director José Antonio González, ex Rector de la UANL, actualmente Secretario de Educación en el Estado y uno de los principales operadores electorales que tiene el PRI en Nuevo León.

La SAFIME, la sociedad de alumnos de FIME, es parte de la estructura electoral que pretende poner en marcha este funcionario público en las próximas elecciones del 1 de julio.

Mi plan de entrevistarme con los universitarios y conocer sus puntos de vista sobre este espinoso tema estuvo a punto de venirse abajo por la intervención de personal de vigilancia quienes intentaron obstruir mi trabajo periodístico.

Un guardia me abordó durante mi recorrido para cuestionarme por qué estaba entrevistando a los alumnos.

“Señorita, usted está haciendo preguntas a los alumnos”, me reclamó uno de los vigilantes.

“No”, le respondí. “Sólo estoy platicando con algunos compañeros”.

El vigilante me encaró: “Aquí hay que pedir permiso para hacer preguntas, señorita”.

Le respondí que no sabía que para platicar con los alumnos se requería una autorización especial.

La respuesta no convenció al vigilante, quien fue apoyado de por otros tres elementos de seguridad, incluyendo uno vestido de civil sin uniforme oficial, para cuestionar sobre mi presencia en Ciudad Universitaria.

Uno de ellos continuó con el reclamo original.

“Señorita, me están informando que usted estaba tomando fotos y haciendo preguntas”.
Le dije que no contaba con cámara de fotografía y hasta le mostré mi teléfono celular para sostener mi dicho.

Los vigilantes de la Facultad insistían en que me identificara y que les informara si era estudiante universitaria.

Finalmente me retiré caminando rumbo al Estadio de los Sultanes, ubicado a un costado de Ciudad Universitaria, dejando atrás las presiones y el hostigamiento de los guardias de seguridad.

En ese momento me identifiqué con los estudiantes de FIME.

Comentarios