Mario Delgado, coordinador de Morena en la Cámara de Diputados, rechazó que pudiera negociarse y llegar a un acuerdo para que no desaparezcan alguno de los 109 fideicomisos públicos, como lo demanda su aliado, el Partido del Trabajo, y algunos legisladores morenistas.

A esta exigencia se sumaron los coordinadores parlamentarios de los diputados del PAN, Juan Carlos Romero Hicks y del PRD, Verónica Juárez Piña, quienes pidieron dar marcha atrás a esta intentona.

En conferencia de prensa, Delgado Carrillo, rechazó que la desaparición de estos fideicomisos sea un capricho del Ejecutivo.

“Van a desaparecer los 109 fideicomisos que están enlistados, si contamos con los votos necesarios. No se trata de negociar uno si, otro no, estamos ante una coyuntura única en el país donde nos urge tener recursos para la atención de la salud de los mexicanos.

“Yo entiendo que puede haber ciertos destinos nobles que la gente defienda, pero en este momento la salud es lo primero. No es una ocurrencia esta iniciativa, es un proceso largo de análisis por parte del gobierno”.

El líder de los diputados morenistas aseguró tener los votos suficientes para que el dictamen transite en sus términos y se extingan los 109 fideicomisos, luego de que el tema se retome en la sesión de mañana.

“Yo creo que tenemos los votos suficientes para que transite la iniciativa, el dictamen en sus términos. El jueves lo que ocurrió fue la falta de quórum, pero espero que nos puedan acompañar la gran mayoría de los diputados, inclusive nuestros aliados”, indicó.

Piden dar marcha atrás en fideicomisos

Por separado, el coordinador de los diputados panistas Juan Carlos Romero Hicks, pidió que, ante el cúmulo de peticiones recibidas en la Cámara de Diputados, se dé marcha atrás “a esta injusticia nacional”.

Dijo que, tanto en las sesiones de Parlamento Abierto como en comunicaciones por escrito, cuyos originales están en poder de la Junta de Coordinación Política, se puede advertir la incertidumbre y la decepción por una maniobra que enviará cerca de 100 mil millones de pesos de dinero de los mexicanos a una caja chica del presidente López Obrador para financiar sus obras, en la más completa opacidad.

Por su parte, Verónica Juárez Piña, coordinadora de la diputación perredista, afirmó que con la desaparición de los fideicomisos, el presidente de la República busca trasladar recursos que hoy en día son absolutamente fiscalizables, a una bolsa que servirá para ejercer un gasto discrecional.

“Los recursos que se encuentran en los fideicomisos, actualmente son fiscalizables, la Auditoría Superior de la Federación ha puesto especial énfasis a la fiscalización de las figuras jurídicas constituidas como fideicomisos, mandatos y contratos análogos, de acuerdo a los Informes del Órgano Fiscalizador, desde el inicio de su gestión se han realizado 582 auditorías a estas figuras administrativas”, explicó la Coordinadora perredista, Verónica Juárez Piña.

También puedes leer: PT pide a Morena reflexionar y no desaparecer todos los fideicomisos