El Observatorio Político de las Mujeres, Parité, el Comité de América Latina y el Caribe para la Defensa de los Derechos de la Mujer, Empoderamiento para Todas y Todos, entre otras organizaciones sociales, urgieron al nuevo gobierno estatal que no desaparezca el Instituto Jalisciense de las Mujeres, como ha propuesto Enrique Alfaro Ramírez, próximo gobernador.

“Estos mecanismos de adelanto para las mujeres cumplen con un mandato internacional en materia de derechos humanos. El desaparecerlo o fusionarlo atentaría contra un derecho consagrado de las mujeres para contar con mecanismos para el desarrollo específico de las políticas de igualdad”, explicó Rosa María González Carranza, integrante de Parité.

De acuerdo con las organizaciones feministas y de mujeres, esta propuesta que ha desarrollado el futuro gobierno de Alfaro, que busca desaparecer el instituto, va en retroceso a un camino andado que busca el reconocimiento de las mujeres y sus derechos.


“No es un capricho nuestro, los institutos de las mujeres son las instancias a través de las cuales se reporta a la ONU los avances logrados en materia de igualdad de género que responden a las exigencias de los tratados, convenios y agendas internacionales suscritos, a cuyo cumplimiento está obligado nuestro país, incluyendo a los Objetivos de Desarrollo Sostenible de la Agenda 2030”, expresó Guadalupe Ramos, coordinadora de Cladem.

Las expresiones se dan en el marco de la entrega de una carta que se hará llegar a Alfaro Ramírez, pues su propuesta es que las tareas sustanciales del ahora IJM sea absorbido por los trabajos de una futura Secretaría de Inclusión Sustantiva.

Ante estos hechos, las organizaciones han pedido a Fela Pelayo, quien sería la próxima titular de esta secretaría, que haga del conocimiento público y a las organizaciones si la desaparición del instituto es una realidad. Pero hasta el momento no han recibido respuesta a su petición de información.

No obstante, a través de un comunicado, el equipo de transición de Enrique Alfaro informó que dicho instituto no desaparecerá, sino que será elevado al rango de subsecretaría. Ante esta opinión, las organizaciones señalaron las deficiencias presupuestarias que esto representaría en el futuro para el tema de las mujeres.

“No habría los suficientes recursos ni la suficiente dirección argumentativa para poder operar esto (la Alerta de Violencia) de la misma forma. Claro que tiene que estar en un nivel de lo más alto posible para que todas las acciones puedan incidir en las demás secretarías. No nada más es lo de la alerta, todo está en riesgo. Al convertirse de un ente normativo a un ente operador, la subsecretaría no podría hacer todo por sí sola”, señaló González Carranza.

Aún cuando el futuro gobernador ha expresado su poca fiabilidad por las medidas de paridad en los gabinetes, las organizaciones le criticaron y lamentaron que de los 25 integrantes que ya han sido anunciados como futuros miembros, sólo siete son mujeres.