El Consejo Ciudadano de la Ciudad de México detectó una nueva modalidad de extorsión telefónica, en la que presunto directivo de una empresa requiere depósitos en efectivo de fuertes sumas de dinero, con la finalidad de saldar algún problema legal o aduciendo estar privados de su libertad.

De acuerdo al organismo capitalino, en este nuevo modus los extorsionadores aducen ser un alto directivo de la empresa y con un problema legal, pidiendo a su empleado junte una fuerte cantidad de dinero para que le sea depositada.

La organización detalló que en los dos últimos meses recibió 10 reportes de esta modalidad y las cantidades exigidas son superiores a los 100 mil pesos.

Se señaló que algunos de los argumentos que se han utilizado para tratar de obtener el dinero y consumar el engaño han sido que tienen problemas con policías o con delincuentes, por lo que requieren el dinero en efectivo.

El organismo puntualizo que los extorsionadores se hace pasar por directivos y posteriormente les comunica a su “abogado” para que les dé las indicaciones de qué hacer con el dinero.

Destacó que los delincuentes han aprovechado que las líneas de las gerencias se enrutan a los teléfonos particulares de las secretarias, para hacer llamadas en las madrugadas y señalar que se tienen problemas diversos y urge que se movilice la gente para conseguir el dinero.

El Consejo Ciudadano de la Ciudad de México recomendó a las empresas entablar medidas de previsión en caso de recibir este tipo de llamadas e informar a su personal de la modalidad, pedir colgar inmediatamente en caso de recibir una llamada de este tipo y nunca depositar ni entregar ningún recurso.