Ante la tendencia a la baja en los contagios de COVID-19, el Comité de Seguridad en Salud avaló el regreso a clases presenciales en escuelas de Nuevo León a partir del lunes 14 de febrero de 2022.

“Así como fuimos el primer estado en vacunar niñas, niños y adolescentes, vamos a ser también el primer estado, como en todos somos primer lugar, en regresar a clases presenciales 100 por ciento”, dijo el gobernador de Nuevo León, Samuel García, en conferencia de prensa el 10 de febrero.

En agosto de 2021, como gobernador electo, presentó con Mariana Rodríguez, la ahora titular de la Oficina Amar a Nuevo León el programa “Apadrina una escuela”, para ayudar a las autoridades a rehabilitar planteles educativos con agua potable, drenaje, servicio y mantenimiento eléctrico, ventanas, fumigación, lavamanos, pintura y puertas.

Pero durante la contingencia sanitaria, las escuelas de Nuevo León registraron daños que se denunciaron como delitos ante la Fiscalía General de Justicia de Nuevo León. Estos pueden consultarse en el reporte mensual sobre los niveles de delincuencia en la Zona Metropolitana de Monterrey (ZMM).

Durante 2019, un año antes de los primeros contagios de coronavirus, hubo 179 casos de robo a institución educativa. En 2020 los robos disminuyeron a 175. Mientras que en 2021 se registraron 199 delitos de este tipo, siendo noviembre el mes de mayor incidencia, con 49.

La actualización al 10 de marzo de 2022 registra 59 casos en lo que va del año en curso. Enero acumuló 42 delitos de robo a institución educativa sin violencia, mientras que febrero, 17.

En el año 2019 hubo nueve delitos de daño en propiedad ajena a una institución educativa. La estadística subió en 2020, el primer año de la pandemia, a 10 casos. Pero fue en 2021 donde el delito incrementó a 21.

La actualización al 10 de marzo de 2022 registra siete casos en lo que va de 2022. Enero acumuló cuatro daños en propiedad ajena a una institución educativa y febrero, tres.

Clases sin luz ni agua en escuelas

En Nuevo León hay 6 mil 88 escuelas, de las cuales 6 mil 13 ya estaban abiertas al 4 de marzo de 2022 y 98.63 por ciento, es decir, 5 mil 931, presentaron asistencia. Sólo 75 colegios privados solicitaron permiso para suspender temporalmente el servicio derivado de situaciones tales como baja población, no contar con la plantilla de personal completa o problemas de infraestructura, según informó en conferencia de prensa la secretaria de Educación local, Sofialeticia Morales Garza.

Pero las escuelas que no aperturaron presentan situaciones de riesgo en infraestructura o necesidades de servicios básicos como agua o luz. Hasta esa fecha, la Secretaría de Educación registraba un avance de 67 por ciento en la atención de los reportes de planteles sin luz, pues de un total de 263 reportes de robo y vandalismo de cableado y pastillas, falta de medidor, problemas de transformador y subestaciones, falta de contrato por obras nuevas y problemas de conexión, se han atendido 175.

“Falta de medidor: en lo que se refiere sin luz, teníamos 69 planteles, estamos atendiendo 41. Problemas con transformador y subestaciones: teníamos 37 detectados, estamos atendiendo 20. Falta de contrato por obras nuevas y problemas de conexión, tenemos 30, hemos avanzado en cinco”, informó Morales Garza en la conferencia de prensa del 8 de marzo.

En los reportes por falta de agua por conceptos de fugas, cambio y reparación de tubería, falta de medidor o de contrato por obras nuevas y problemas de conexión hay un avance de 78 por ciento, ya que de 147 reportes se han atendido 115.

Como medida para cuidar el agua en las escuelas, la Secretaría de Educación y Servicios de Agua y Drenaje de Monterrey (SAyDM) establecieron un programa de ahorro con la instalación de válvulas de control en los 500 planteles con mayor consumo, en un horario de 18:00 a 6:00 horas.

“Ya estamos avanzando en eso y va reducir la presión de seis de la tarde a seis de la mañana y sábados y domingos. Esto va permitir que, si hay una fuga, se pueda controlar y sobre todo ir creando esta conciencia de ahorro del agua”, aseguró la funcionaria.

Pese a todo, asisten estudiantes y docentes

En Nuevo León, de un millón 46 mil 840 estudiantes, 969 mil 416 equivalentes a 92.63 por ciento ya asisten a las escuelas abiertas. Mientras que de 48 mil 188 docentes, 47 mil 666, es decir, 98.91 por ciento acuden a dar clases.

“Paulatinamente seguimos nosotros subiendo el aforo y subiendo el número de escuelas abiertas. Reconocemos todavía que estamos trabajando en algunas para mejorar problemas de infraestructura, que superan las posibilidades, y estamos en este momento trabajando en cada una de ellas”, comentó Sofialeticia Morales Garza en la rueda de prensa del 22 de febrero.

Una ventaja para las y los profesores es que 90 por ciento cuenta con esquema de vacunación completo. Sin embargo, las y los estudiantes enfrentan otros problemas.

“En el seguimiento y acompañamiento de estos jóvenes, niños y niñas encontramos que las carencias o dificultades que tienen son económicas, y tenemos un programa de becas. La otra, es que, sobre todo las muchas, las jóvenes y niñas, están cuidando, digamos, a sus hermanos menores, siendo cabeza de familia en la casa, y en ese sentido pues también crear esta cultura de la importancia de la educación de las niñas.

“En los que se rezagaron por problemas de desconexión del sistema educativo, estamos generando programas remediales, muchos de ellos ya instituidos, como el 914, para trabajar con ellos reforzamiento académico, y hay otros que se fueron del estado a pasar una temporada con sus abuelos o parientes y están en este proceso de retorno”, indicó.

También puedes leer: Supervisiones ‘patito’ para rehabilitación de escuelas