¡Tu navegador no soporta JavaScript!
Reporte
Nacional
doPlay

CONTINGENCIAAMBIENTAL

Enfermedad crónica

David Martínez

La Ciudad de México está por primera vez en contingencia extraordinaria por contaminación de partículas finas PM 2.5 debido a una serie de factores que evidencian que las medidas para combatir la situación son insuficientes y la convirtieron en un grave problema de salud pública


May 15, 2019

A cinco meses de ser nombrada jefa de Gobierno de la Ciudad de México, Claudia Sheinbaum se enfrenta a su primera gran crisis ambiental.

Una situación que es la suma de una serie de malas decisiones para combatir la contaminación atmosférica no solo en este periodo, sino también en administraciones pasadas, coincidieron especialistas.

La capital del país alcanzó la mañana de ayer máximos de contaminantes por partículas finas con una medición de hasta 158 puntos del Índice de Calidad del Aire para PM 2.5 y la Comisión Ambiental de la Megalópolis (CAME) activó por primera vez una Contingencia Ambiental Extraordinaria.

“La administración anterior no nos dejó un protocolo especial para las contingencias, sin embargo tomamos la decisión el día sábado de emitir recomendaciones especiales para la salud de los habitantes”, dijo la morenista en un video compartido en sus redes sociales.

Para evitar padecimientos por la acumulación de las partículas finas se recomendó no exponerse al aire libre, se activó el programa de vigilancia epidemiológica y una supervisión especial ante la posible incidencia de incendios forestales.

Las autoridades también suspendieron los recreos de las escuelas de la capital e implementaron el doble Hoy No Circula para autos con holograma de verificación 1 y 2 con terminación NON para el 15 de mayo.

Pero además de mantener la contingencia por partículas PM 2.5, horas más tarde la CAME también decretó otra contingencia extraordinaria por los niveles de ozono al alcanzar los 142 puntos en el índice de Calidad del Aire, con lo que la situación para la capital respecto a la contaminación se agravó

Entre los causantes de esta contingencia extraordinaria están los 130 incendios forestales y urbanos que se han registrado en la Zona Metropolitana del Valle de México (ZMVM).

Sin embargo, hay otros factores que agravan la situación: la época de calor que se vive durante el segundo trimestre del año, las modificaciones a la verificación vehicular y la falta incentivos para el transporte público, problema que no es nuevo y diversos sectores del activismo han pugnado porque existan los cambios necesarios en pro del medio ambiente y la salud de las personas.

El problema al que parece estar condenado la capital alcanzó su punto máximo hace 30 años cuando el número de partículas contaminantes alcanzó los 398 puntos del Índice de Calidad del Aire y la norma vigente indicaba que el máximo era de 250.

Aunque en 1989 se instrumentó el Hoy No Circula y más tarde la verificación vehicular, actualmente se vive un repunte en los índices de contaminación que provocó que los capitalinos respiraran aire de calidad buena en 2017 solo durante 81 días.

81 días de aire de buena calidad respiraron los capitalinos en 2017

Sin embargo, esa cifra disminuyó a 15 en 2018, de acuerdo con cifras del Comisión Ambiental de la Megalópolis y la Secretaría del Medio Ambiente (Sedema).

15 días de aire limpio hubo en la Ciudad de México en el 2018

Las primeras repercusiones en la ciudadanía, especialmente para los grupos vulnerables, son dolores de cabeza, molestias en las vías respiratoria y ojos llorosos.

Las partículas ultrafinas de las que son víctima los capitalinos corresponden a las que son menores a 2.5 micrómetros, cuya dispersión es más complicada e ingresan con mayor facilidad al organismo humano al quedarse suspendidas en el aire, afirmó el especialista en medio ambiente de la Universidad de La Salle (ULSA), Alejandro Arias en entrevista con Reporte Índigo.

“El valle de México está rodeado por una gran parte de montaña y como son tan pequeñas las partículas quedan mucho tiempo suspendidas en el aire, ese es el punto importante y de mayor riesgo”, explicó Arias.

Durante el fin de semana del 10 al 12 de mayo, cuando ya se presentaban índices de 125 puntos de PM 2.5 de acuerdo con la CAME y de 218 según The Weather Channel, se percibía en el ambiente un olor a quemado derivado de los incendios.

Para Arias, la cuestión de los incendios es un problema en el que las autoridades sólo pueden intervenir a través de su atención oportuna. No obstante, otros especialistas cuestionan que el gobierno no haya decretado las contingencia extraordinaria y ni tomado medidas preventivas antes.

Pablo Ramírez, responsable del tema de calidad del aire en la asociación internacional Greenpeace, afirmó que los incendios forestales no se pueden prever, pero se debería tener contemplado que durante marzo, abril y mayo el calor aumenta y con ello la dispersión de contaminantes se hace más difícil.

“Es acertado emitir la contingencia extraordinaria, aunque se debió hacer desde el sábado o domingo tomando en cuenta la situación de los incendios”, dijo.

Mientras que Stephan Brodziak, coordinador de Seguridad Vial del Poder del Consumidor y miembro del Observatorio Ciudadano de la Calidad del Aire, dijo que la declaratoria es acertada pero debió venir acompañada del diseño de otro tipo de medidas a largo plazo.

Cuestionan políticas ambientales

El tema de la mala calidad no es algo que se haya presentado intempestivamente en los cinco meses recientes del Gobierno de Claudia Sheinbaum, pero es su responsabilidad tomar medidas para disminuir la contaminación y no sólo acciones reactivas como la implementación del Hoy No Circula, dijeron especialistas.

“Las otras fuentes contaminantes no son los incendios, sino los automóviles y éstos se pueden controlar más, entonces ¿por qué no tener estándares más estrictos en lugar de una verificación laxa?”, afirmó activista ciclista de Bicitekas y miembro del Observatorio Ciudadano de la Calidad del Aire, Agustín Ramírez.

En marzo pasado, la Jefa de Gobierno dio a conocer que todos los autos, desde los modelos 2006, con el sistema de diagnóstico a bordo (OBD por sus siglas en inglés) podían obtener el holograma cero en la verificación, con lo que 130 mil coches tendrían la posibilidad de circular diario, lo que se apega a la Norma Oficial Mexicana (NOM) 042

Al respecto, Stephan Brodziak, miembro del Observatorio Ciudadano de la Calidad del Aire, afirmó que dicha norma de verificación está rebasada, data de 2005 y no corresponde al contexto de que, según el Instituto Nacional de Estadística Geografía e Informática (INEGI), el número de autos en la capital aumentó de 2.5 millones a cinco millones de 2000 a 2018.

“Tenemos que actualizar los mecanismos, hay mejores para el monitoreo de calidad del aire. Actualmente tenemos la gestión de que sólo cuando rebasa los 150 Imecas por contaminantes se declara la contingencia, entonces la población ya está expuesta y no se está protegiendo a los más vulnerables de la manera adecuada”, afirmó.

La medida de condonar la tenencia también incentiva el uso del auto en la capital y no favorece para solucionar el problema de congestionamiento que existe, dijo.

Las medidas para mejorar la calidad del aire han privilegiado el uso del automóvil en los últimos años, pero eso no exime de responsabilidad al actual gobierno, dicen especialistas

A nivel federal se necesita endurecer la verificación de los vehículos de transporte de carga y de transporte público, mayores emisores de partículas PM 2.5, agregó.

“Desde 2009, Petróleos Mexicanos (Pemex) se comprometió a surtir diésel Ultra Bajo en Azufre (UBA) en el país, pero no lo hay, esto es necesario para dar paso a tecnologías de transporte”, añadió.

El especialista explicó que la mayor parte de la flota del Metrobús opera con tecnología Euro V de bajas emisiones contaminantes, pero no de partículas finas, por lo que urgió una renovación del transporte público en general.

El activista de Greenpeace, Pablo Ramírez, señaló que las medidas del Hoy No Circula y la verificación son paliativas porque el transporte público de bajas emisiones y desincentivar el uso del auto forman parte de una solución integral.

El saldo mortal

Estudios afirman que las muertes por contaminación en las ciudades del país casi alcanzan la cifra de 29 mil.

El Instituto de Políticas para el Transporte y Desarrollo (ITDP) informó el 22 de abril que las muertes por enfermedades asociadas a la contaminación del aire en la Zona Metropolitana del Valle de México (ZMVM) ascienden a 14 mil 288.

Los males asociados a la mala calidad del aire son Enfermedad Pulmonar Obstructiva Crónica (EPOC), infecciones respiratorias y disminución de la capacidad pulmonar

Además, aumenta el riesgo de padecer eventos cardiovasculares como infartos o fallos cardíacos así como agudiza los síntomas derivados del asma.

Al respecto de las muertes por la mala calidad del aire en otras regiones de la República, el Instituto Nacional de Salud Pública (INSP) reportó que durante 2015 murieron 14 mil 666 personas por padecimientos provocados por dicho tipo de contaminación en 20 zonas urbanas del país.

En la Ciudad de México se presentaron acciones jurídicas al respecto para evitar que se siga violentando el derecho a un medio ambiente saludable.

Tras el anuncio de Claudia Sheinbaum sobre las modificaciones a la verificación, el juez de Distrito Primero en Materia Administrativa concedió siete amparos contra las modificaciones a la verificación.

El argumento del juzgador fue que se violaba el derecho a un medio ambiente sano y que el derecho a la salud se supedita al de los automovilistas.

En consecuencia, la mandataria capitalina informó que se iba a revisar el esquema de la prueba de contaminantes y en su caso se realizarán las modificaciones pertinentes a la norma.

Igualmente, este 14 de mayo, el Décimo Tribunal Colegiado en Materia Administrativa ordenó a Sheinbaum suspender el anuncio de las modificaciones a la verificación que permiten a los automóviles modelo 2006 en adelante obtener la calcomanía cero con solo contar con el OBD.

La contaminación atmosférica no sólo se traduce en enfermedades respiratorias, en la Ciudad de México se han registrado más de 14 mil 288 muertes por esta causa, revelan estudios

Continúa leyendo:

Territorio nacional en llamas por Eduardo Buendía


Notas relacionadas

May 22, 2019
Lectura 6 min

CONTINGENCIAAMBIENTAL

Andadores verdes vs contaminación

David Martínez


May 22, 2019 Lectura 6 min

May 17, 2019
Lectura 2 min

Comentarios