El empresario Martín Rodríguez Sánchez, asesinado en la colonia Nápoles de la alcaldía Benito Juárez, era investigado por su posible relación con una empresa fantasma con que se desviaron 406 millones de pesos durante el gobierno de Miguel Ángel Mancera.

El vocero de la Fiscalía General de Justicia de la Ciudad de México (FGJCDMX), Ulises Lara López, informó que el corporativo encabezado por el empresario estaba posiblemente relacionado con una empresa contratada por la Secretaría de Finanzas en 2018.

Presuntamente, la empresa fantasma proporcionó a la Secretaría servicios contables para la recuperación del Impuesto Sobre la Renta (ISR) de los trabajadores de la ciudad.

Presuntamente, la operación realizada ente ambos entes fue ilícita porque la Secretaría de Finanzas no necesitaba un despacho contable para realizar esa función, pues era la misma que ya realizaban sus propios trabajadores.

El vocero agregó que el despacho contable no realizó ningún trabajo para la Secretaría y, en su lugar, colocaron sellos del corporativo en las fojas para justificar su contratación.

Por este caso, la FGJCDMX vinculó a proceso a Miguel Ángel Vázquez y Hedilberto “N”, exfuncionarios de Miguel Ángel Manera que avalaron la contratación de la empresa fantasma.

Los hechos

El empresario Martín Rodríguez, presidente del Consejo Internacional de Empresarios (Coine), fue asesinado durante la tarde del viernes tras un ataque con arma de fuego en la colonia Nápoles.

Rodríguez Sánchez fue alcanzado por impactos de arma cuando salía de un gimnasio en la zona.

Aunque el asesinato se perfila como un ataque directo hacia el empresario, también resultaron heridos una mujer y el escolta de Martín Rodríguez, un efectivo de la Policía Bancaria e Industrial (PBI) que también perdió la vida.

Según las primeras indagatorias, los agresores del empresario huyeron rumbo los municipios de Nezahualcóyotl y los Reyes La Paz del Estado de México.

Te puede interesar: Revelan detalles sobre asesinato del empresario francés Baptiste Jacques Daniel