¡Tu navegador no soporta JavaScript!
Reporte
CDMX
imagen principal

JefaDeGobierno

El día de Sheinbaum

Icela Lagunas

Con mayoría en el Congreso local y arropada por el Presidente de la República, Andrés Manuel López Obrador, la primera jefa de gobierno de la Ciudad de México tomó protesta ayer; una de sus primeras acciones es la desaparición de los granaderos


Dic 6, 2018
Lectura 7 min
portada post

La toma de protesta de Claudia Sheinbaum Pardo en el recinto de Donceles estuvo marcada por la asistencia del presidente de la República, Andrés Manuel López Obrador, a quien todos querían ver, tocar y hasta tomarse la foto.

Desde muy temprano los invitados locales, nacionales e internacionales comenzaron a desfilar por las calles de Donceles y Allende.

Aunque los grupos de asistentes fueron contenidos por las vallas metálicas y muchos de ellos fueron relegados hasta el Eje Central Lázaro Cárdenas, los gritos y las porras no faltaron al paso de los personajes.

Pero a quien realmente esperaban ver pasar fue al líder y fundador de Morena, Andrés Manuel López Obrador, quien arribó al recinto pasadas las once de la mañana, cuando casi todos los invitados ya estaban adentro del Congreso capitalino.

Al interior se anunció que una comisión especial saldría a recibirlo, casi todos morenistas. Los diputados se empujaron por ser quien quedaba más cerca de él y tomarse la “selfie” con el ahora presidente de México.

Valentina Batres y José Luis Rodríguez, ambos diputados locales de Morena, fueron quienes más cerca de López Obrador se posicionaron y lo flanquearon hasta que éste subió a la tribuna para atestiguar la lectura del bando solemne por el cual, Claudia Sheinbaum Pardo asumía como jefa de gobierno.

Los empujones y espectáculo se repitieron cuando Andrés Manuel López Obrador salió del recinto. La ya clásica frase de apoyo se dejó escuchar: “¡es un honor, estar con Obrador!” y luego “¡Claudia, Claudia!”

Cuando el presidente de México bajó de la tribuna, los legisladores morenistas lo rodearon para tomarse la foto. También con Claudia.

A distancia observaron el espectáculo los diputados del PRD y del PAN. También invitados especiales como Marcelo Ebrard Casaubón, quien acudió acompañado de su esposa Rosalinda Bueso; Cuauhtémoc Cárdenas Solórzano y su hijo, Lázaro Cárdenas Batel; Olga Sánchez Cordero, secretaria de Gobernación; Alfredo del Mazo, gobernador del Estado de México; el diputado Mario Delgado; y el gobernador de Chiapas, Manuel Velasco.

Cuidado con el poder absoluto: PAN

Momentos antes de que la primera jefa de gobierno de la Ciudad de México tomara la palabra, el diputado local, Mauricio Tabe Echartea del grupo parlamentario de Acción Nacional, le advertía a la nueva gobernante los riesgos del poder absoluto.

“Con el respeto debido le decimos hay que tener mucho cuidado con el poder absoluto porque la cuarta transformación puede abrir la puerta a la cuarta restauración”, soltó desde tribuna el panista, provocando que algunas sonrisas de los morenistas se congelaran por unos minutos

En tanto, el coordinador del PRD, Jorge Gaviño, reconoció ante el pleno la crisis y fragmentación del otrora poderoso Sol Azteca, partido por el que desfilaron la propia Claudia Sheinbaum, Andrés Manuel López Obrador y decenas, casi todos, de los ahora morenistas presentes en el recinto.

Evoca al M68

Al cerrar su discurso de toma de protesta, Claudia Sheinbaum Pardo, jefa de gobierno de la Ciudad de México, anunció la desaparición del cuerpo de granaderos de la Secretaría de Seguridad Pública local, quienes pasarán a formar parte de un nuevo agrupamiento que se creará para ayudar a la ciudadanía en tareas de protección civil.

“Hace 50 años, en este mismo recinto, en medio de la represión al movimiento estudiantil de 1968, en uno de los capítulos negros de la historia, el entonces presidente Díaz Ordaz, dijo ‘hemos sido tolerantes hasta excesos criticados, pero todo tiene un límite’, un mes después ordenó la masacre a estudiantes en Tlatelolco…por ello y en cumplimiento de una de las demandas del movimiento estudiantil de 1968 y en la facultad que me otorga como jefa de gobierno la Constitución Política, he pedido al Secretario de Seguridad Pública la desaparición definitiva del cuerpo de granaderos”, señaló.

Primeras propuestas

Algunas de las acciones inmediatas que hará la nueva jefa de gobierno son:

> La desaparición del Cuerpo de Granaderos capitalino

> La apertura del Antiguo Palacio del Ayuntamiento como museo

> La suspensión del cobro de fotomultas

> Atención integral a damnificados del 19S

> La publicación de las 3de3 de todos los funcionarios en turno

> Fomento a la no corrupción y discriminación

> Contratación de traductores para justicia de indígenas

> Reuniones entre aparatos de gobierno seguridad y justicia

“¡No vamos a fallar!”

Por Erick Miranda

Ya como jefa de gobierno de la Ciudad de México, Claudia Sheinbaum Pardo se encaminó al Teatro Esperanza Iris para tomarle la palabra a los 23 funcionarios que a partir de ayer integran su gabinete de manera formal.

A su entrada al recinto, los aplausos se hicieron presentes hasta que la mandataria terminó por ocupar el centro del escenario. La ceremonia estuvo precedida por una banda y escolta de guerra.

La morenista no dudó ni un segundo en adueñarse del micrófono y dar pie a su primer discurso ya como ejecutiva de gobierno, donde reiteró compromisos y anunció acciones desde las primeras horas de su actual mandato.

“Este gobierno será para todos y para todas, no sólo para los que votaron por nosotros, porque voy a encabezar un gobierno honesto, abierto, democrático, austero e incluyente, que actúe con y para la ciudadanía, sin distinción de partido, religión o nivel socioeconómico. Voy a poner todo mi esfuerzo y también mi equipo para hacer de ésta una Ciudad de derechos, justicia y para que disminuyan las graves desigualdades sociales”, expresó.

Sheinbaum también enlistó 93 compromisos que asumiría el gobierno central en los próximos seis años, propuestas ya anunciadas en su campaña y durante el posterior período de transición que vivió la capital. Además, no titubeó en expresar que los grandes males que actualmente aquejan a la capital están relacionados con las malas administraciones pasadas y un sistema plagado de corrupción

Algunas de las acciones inmediatas que destacó la funcionaria en el acto fueron la desaparición del Cuerpo de Granaderos capitalino; la apertura del Antiguo Palacio del Ayuntamiento como museo; la suspensión del cobro de fotomultas; atención integral a damnificados del 19S; la publicación de las 3de3 de todos los funcionarios en turno; fomento a la no corrupción y discriminación; contratación de traductores para justicia de indígenas; y reuniones entre aparatos de gobierno seguridad y justicia.

“Llegamos al Gobierno para entregar toda nuestra voluntad, determinación y capacidad, para hacer de la ciudad una capital segura, innovadora y de derechos, por ello estaremos a la altura de este pueblo maravilloso y de la Cuarta Transformación de la república; como se dijo, no podemos fallar y en ello empeño mi palabra: ¡no vamos a fallar!”, prometió.

Al concluir el acto, Sheinbaum Pardo salió del teatro entre empujones derivados de la prensa y posteriormente se enfiló para recorrer el corredor peatonal Madero, con rumbo hacia la plancha del Zócalo capitalino con el fin de inaugurar una instalación floral. El son de una comparsa, saludos, abrazos y ‘selfies’ con capitalinos fueron algunas de las cosas que marcaron su camino.

Al final de la faena, y escoltada por un numeroso grupo de simpatizantes, la jefa de Gobierno local se dirigió al Antiguo Palacio del Ayuntamiento, donde cortó un listón de color rojo e inauguró al público en general su instauración como museo histórico, una de sus primeras acciones.

Comentarios