Los amparos de América Móvil y Telcel que buscaban impugnar una parte de la reforma Constitucional de telecomunicaciones de 2013 fueron rechazados ayer, confirmó el Segundo Tribunal Colegiado Especializado en Telecomunicaciones y Competencia.

El fallo de un juez federal se dio el pasado 15 de abril por notoria improcedencia.

La juez Silvia Cerón aceptó revisar la resolución, dictada por el Instituto Federal de Telecomunicaciones (IFT) el 6 de marzo, pero desechó los argumentos encaminados a cuestionar el artículo Octavo transitorio de la reforma Constitucional. En ese artículo se fijaron las reglas para determinar agentes económicos preponderantes.

El Tribunal Colegiado aprobó el 2 de julio por unanimidad los proyectos de la magistrada Adriana Campuzano, en los que se declararon infundadas las quejas de América Móvil y Telcel, y hoy notificó oficialmente las sentencias.

Como una respuesta inmediata, América Móvil aprobó la separación y venta de algunos activos de Telmex y Telcel con el objetivo de dejar de ser preponderante en telecomunicaciones.

En un comunicado a la Bolsa Mexicana de Valores, la empresa informó:

“El consejo de administración de América Móvil ha decidido la desincorporación y venta de ciertos activos en favor de algún nuevo operador independiente de América Móvil, fuerte, con experiencia en el sector de las telecomunicaciones y con alta capacidad económica y técnica”.

La compañía separará los sitios de celulares, torres y demás infraestructura que usa Telcel dentro de este plan, además de renunciar al derecho de compra que tiene sobre Dish México.

“La implementación de las medidas aprobadas estará sujeta a la obtención de las autorizaciones corporativas, regulatorias y gubernamentales que se requieran y la aprobación, según corresponda”, aclaró.