Diputados de la Comisión de Puntos Constitucionales aplazaron la discusión de la reforma en materia de ciberseguridad, y convocaron a la realización de un Parlamento Abierto para escuchar a expertos en la materia.

La polémica ley pretendía considerar a las noticias falsas o “fake news” contra el gobierno y los rumores en redes sociales como amenazas a la seguridad nacional.

“Informamos que el Parlamento Abierto sobre ciberseguridad se realizará el 26 de febrero; escucharemos, como siempre hacemos, todas las opiniones para enriquecer los dictámenes”, dijo posteriormente la diputada de Morena, Aleida Alavez, en redes sociales.

Por su parte, Martha Tagle, diputada del grupo parlamentario de Movimiento Ciudadano reconoció la disposición de la presidenta de la Comisión de Puntos Constitucionales para el Parlamento Abierto donde se escuchará la opinión de los especialistas sobre ciberseguridad. Minutos antes, Tagle cuestionó la polémica reforma.

“No se circunscriben a amenazas reales a la seguridad cibernética, y ‘confunden’ ciberseguridad con delitos cibernéticos, uso de las redes sociales, la difusión de noticias falsas en el marco de la seguridad nacional, lo que abre muchas posibilidades de regulación y control”, dijo al respecto.

¿Qué dice la reforma en ciberseguridad?

La iniciativa fue presentada en octubre de 2019 por el diputado de Morena, Javier Salinas Narváez, para reformar el artículo 73 de la Constitución.

En el dictamen, se plantea como un deber de Estado garantizar la ciberseguridad de las y los usuarios.

“El Congreso tiene facultad para expedir leyes en materia de seguridad nacional , que incluyan la seguridad cibernética y protección de los derechos humanos en el ciberespacio, estableciendo los requisitos y límites a las investigaciones correspondientes”, indica el documento.

De aprobarse se realizaría una adición al artículo 73 constitucional para otorgar al Congreso la facultad de legislar sobre ciberseguridad, considerando las noticias falsas contra el gobierno, los rumores en redes sociales y los ataques “patrocinados por terceros” como riesgos para la seguridad nacional.

De acuerdo con la reforma, los ataques cibernéticos “constituyen un riesgo natural al que se ve comprometida la seguridad nacional desde distintos ámbitos, toda vez que no escapan a la realidad actual los cambios en cuanto a gobernabilidad (trámites en línea), sector privado (negocios, ventas) y sector social (recreación y ocio)”.

También puedes leer: Proteger el ciberespacio, Plan Nacional de Ciberseguridad