Con el fin de garantizar la atención médica a los pacientes hospitalizados en el Hospital General de Zona No.5 del Seguro social, afectado por las inundaciones provocadas por el desbordamiento del río Tula, en el estado de Hidalgo, el director general del IMSS, Zoé Robledo, dijo que se han desplegados los recursos humanos necesarios para atender la emergencia.

El propio Robledo Aburto se encuentra en el lugar coordinando los trabajos de evacuación y traslado de los pacientes afectados.

Indicó que una prioridad es evacuar a los derechohabientes hospitalizados a otras unidades médicas para que no se interrumpa su atención, para lo cual se cuenta con el apoyo del HGZ No. 33, de Tizayuca, y del HGZ/MF No. 6, en Tepeji del Río.

Aseguró que se va a salvaguardar la seguridad de los trabajadores del hospital del IMSS, quienes desde el inicio de la contingencia en la madrugada demostraron compromiso y solidaridad con los derechohabientes.

El director general del Seguro Social señaló que se mantendrá comunicación permanente con los familiares de los derechohabientes que han sido trasladados a otras unidades médicas.

Refirió que para lograr la recuperación y restablecimiento de los servicios del HGZ/MF No. 5, se desplazó a Tula personal especializado del área de Conservación y Mantenimiento para coadyuvar con los trabajadores del hospital en la rehabilitación de las áreas afectadas del hospital lo más pronto posible.

Zoé Robledo informó que el IMSS trabaja de manera coordinada con los tres niveles de gobierno en el marco del Plan DN-III para atender la emergencia e informar puntualmente sobre la recuperación de los pacientes, señaló Zoé Robledo.

Informó que las Oficinas de Representación del IMSS aledañas al estado de Hidalgo coadyuvan en los esfuerzos de traslado y atención médica de los derechohabientes.

Finalmente indicó que se mantendrá en el HGZ/MF No.5 hasta que concluya la evacuación de pacientes y personal del Instituto.