El Gobierno de Monterrey inició un nuevo proceso de denuncia contra exfuncionarios de las áreas de Comercio e Ingresos, por presuntos actos de corrupción, confirmó el presidente municipal, Luis Donaldo Colosio, al recordar que, desde antes de iniciar su gestión había anunciado que, en caso de detectar irregularidades, las denunciaría ante la autoridad correspondiente.

“El combate a la corrupción y el establecimiento de una cultura de legalidad son prioridad para el Gobierno de Monterrey”, manifestó el munícipe.

“Es un claro mandato ciudadano y nuestra convicción limpiar la corrupción y malas prácticas que se enraizaron por décadas en la administración municipal”, enfatizó.

Reiteró que en su administración hay cero tolerancia a la ilegalidad, por eso ya se presentaron ante la Fiscalía Anticorrupción del Estado las pruebas de transferencias bancarias y depósitos en efectivo de los exfuncionarios.

“Tenemos evidencia que obtuvimos por investigaciones internas hechas con rigor y absoluto apego a la ley y el debido proceso. Ahora corresponde a la Fiscalía Anticorrupción investigar y determinar si ese enriquecimiento está ligado a otro delito”, puntualizó Colosio Riojas.

Advirtió que su administración seguirá trabajando “para limpiar la casa y garantizar un gobierno honrado que sirva a todas y todos los regiomontanos”.