¡Tu navegador no soporta JavaScript!
Reporte
Nacional
imagen principal

Derechos Humanos

De activista a la CNDH, los retos de Rosario Piedra

Montserrat Sánchez

Rosario Piedra promete no defraudar a las víctimas y no ceder a presiones de cualquier nivel de gobierno, en medio de una discusión en el Senado por su designación como presidenta de la Comisión Nacional de Derechos Humanos


Nov 12, 2019
Lectura 7 min
portada post

No habrá nada ni nadie sobre el bienestar de las víctimas de violaciones a derechos humanos, esa es la promesa de Rosario Piedra Ibarra.

Pese a las críticas de partidos opositores en el Senado, quienes aseguran que Piedra Ibarra obtuvo el nombramiento tras un supuesto fraude por irregularidades en el conteo de votos, la mujer designada titular de la Comisión Nacional de Derechos Humanos (CNDH) por los próximos cinco años asegura que su prioridad no serán los adversarios sino hacerle frente a la crisis humanitaria que vive el país desde hace varias décadas y la cual, menciona, creció desde el sexenio de Felipe Calderón.

La activista dice que una vez que tome posesión, se le dará atención a toda la población sobre todo a sectores mayormente vulnerables como migrantes, miembros de la comunidad LGBTTTI, mujeres, periodistas, activistas, entre otros.

Las palabras de Rosario Piedra se dan bajo un contexto de acusaciones entre los grupos parlamentarios de la Cámara alta, donde el jueves pasado en un conteo cuestionado por irregularidades en el total de cédulas, consiguió 76 votos de 114.

El PAN y siete candidatos a la titularidad de la CNDH exigen que Piedra Ibarra no rinda protesta y que se reponga el procedimiento de votación

El PAN solicitó el domingo a la Mesa Directiva del Senado que Piedra Ibarra no rinda protesta al cargo de comisionada hasta que no se reponga el procedimiento, bajo el argumento de que la inexactitud en el conteo de votos corresponde a una violación a la Constitución.

A esta exigencia se sumó la de siete candidatos a la presidencia de la Comisión, quienes ayer también pidieron a la Cámara alta repetir la designación. Por su parte, Mónica Fernández Balboa, presidenta de la Mesa Directiva, consideró que la votación se realizó dentro del marco legal y negó que se reponga el procedimiento.

Rosario Piedra Contra la desaparición forzada

Marcada por la desaparición forzada de su hermano y guiada por la lucha de su madre por encontrarlo, Rosario explica que el delito de la desaparición forzada se ha multiplicado en México, principalmente en los últimos dos sexenios. Por ello, se debe de poner especial atención contra este crimen de lesa humanidad.

“El ser víctima me hace tener empatía no solo con las personas que desafortunadamente se encuentran en esta misma situación sino con todos aquellos a quienes se les han violado sus derechos. La CNDH puede ser algo distinto porque conozco de primera mano el dolor y lo que tienen que hacer las familias en busca de la verdad y justicia”, expresa.

Tras la desaparición de su hermano Jesús el 18 de abril de 1975, su madre, Rosario Ibarra de Piedra fundó el comité Eureka para acompañar a otras madres de desaparecidos y juntas iniciar la búsqueda de sus hijos. Desde entonces, Rosario Piedra dijo que ha caminado con las víctimas, su trabajo ha sido por y para ellas.

Asegura que quien la conoce no pondrá en duda que su trabajo en la Comisión seguirá orientado hacia los afectados.

“Cuando esté al frente (de la CNDH), me voy a comprometer a trabajar de la mano con otras organizaciones civiles, porque así debió de haber sido siempre, escucharlas ya que son ellas quienes han estado luchando durante varios años, saber que hay que avanzar conjuntamente y se requiere desde la participación ciudadana, con democracia participativa porque si no tomamos en cuenta a los ciudadanos volveremos a tener un retroceso grande en la defensa de derechos humanos y no queremos que pase eso”, sostiene.

Al cuestionarle sobre su plan en el tema de desaparecidos, Rosario afirma que la prioridad será hacer un trabajo que considere la búsqueda con vida.

“Respeto el pensamiento de todos los familiares de desaparecidos pero nuestra prioridad es que hay que buscarlos con vida; nunca suponer que una persona que fue víctima de desaparición forzada está muerta, la desaparición es que una persona no está ni viva ni muerta por eso hay que buscarla. Sí, hay que buscar en fosas pero hay que ver la presunción de encontrarlos con vida, no hay que olvidar que la desaparición no prescribe hasta que la víctima aparece”, comenta.

Para la luchadora social es de vital importancia tener un conjunto de estrategias y de iniciativas que den una respuesta satisfactoria a cualquier ciudadano, que la instancia que próximamente encabezará sea capaz de dar seguridad a todas las víctimas y sobre todo pueda brindar la garantía de no repetición ya que antes no lo hacía y eso debe de cambiar.

Rosario Piedra añade que la CNDH necesitaba un cambio ya que desde que se fundó, no había servido en beneficio de los ciudadanos.

“Sabemos que fue la Comisión fue creada por el presidente Carlos Salinas de Gortari pero fue un organismo que no sirvió para nada más que para la simulación, solo le sirvió al Estado mexicano para hacer creer ante la comunidad internacional que en México por fin se iba a resolver esta situación tan grave de violaciones a derechos humanos, pero no fue así”, menciona.

Primero las víctimas

No doblegarse ante ningún poder ni darse por vencida ante ninguna presión, es el plan de la activista.

Siempre voy a defender a las víctimas y si esto implica en un momento estar en contra de una decisión de cualquier instancia gubernamental, del nivel que sea, pues lo vamos a hacer

- Rosario Piedra Ibarra

Presidenta electa de la CNDH

“La Comisión debe de pensar en dar una respuesta satisfactoria a las víctimas y si eso es un contrapeso pues lo seremos pero hay que dejar claro que la función no es ni ser contrapeso ni ser una instancia que aplauda, nuestra misión será velar por los derechos de quien acuda a pedir justicia”, sentenció.

A sus 68 años, Rosario afirma que ella no va a parar de exigir justicia hasta sus últimas consecuencias ya que ahora, desde su nuevo cargo, no solo se trata de apoyar y defender a las víctimas del Comité Eureka sino las de un país que ha sido masacrado.

“No puedo traicionar el nombre de mi madre, sería grave para mi misma, para mi conciencia, mis convicciones y para la memoria de los desaparecidos que hoy los seguimos buscando”, dice.

Por ello, para tratar de sanar las heridas de México, una de las propuestas de la próxima comisionada es que los derechos humanos se empiecen a abordar desde los primeros años de educación básica, así como en todas las universidades porque “si no incidimos de esa manera, las violaciones a derechos van a prevalecer”.

Segura de sí misma y con la convicción de que no va a defraudar a las víctimas, Rosario asegura que la CNDH estará atenta y va a recibir a todo aquel que quiera acercarse sin importar de dónde provengan, no habrá distinción de color, ideología, preferencia sexual, de mujeres, jóvenes debido a que todos son bienvenidos y van a recibir ayuda por igual en su período.

Finaliza afirmando que no habrá víctimas de primera ni de segunda, y que a todos se les buscará brindar justicia, verdad y reparación del daño.

También puedes leer: AMLO defiende elección de Rosario Piedra Ibarra


Notas relacionadas

Dic 11, 2019
Lectura 5 min

Derechos Humanos

Defensores exigen derechos en Segob

Montserrat Sánchez


Dic 11, 2019 Lectura 5 min

Dic 10, 2019
Lectura 6 min

Dic 4, 2019
Lectura 6 min

Derechos Humanos

Estado mexicano viola derecho a la vida

Montserrat Sánchez


Dic 4, 2019 Lectura 6 min

doPlay

Nov 28, 2019

Comentarios