A través de redes sociales, diversos comercios anunciaron que ya ofrecen ayuda a Luis, el menor que fue víctima de bullying tras aparecer en un video confesando su afición por la caricatura My Little Pony.

El video que dio origen al acoso contra el niño fue grabado en un pasaje comercial conocido como la ‘Frikiplaza’, ubicado en Guadalajara, Jalisco.

A raíz de la grabación, se difundieron otras en los que comerciantes y clientes que se encontraban con el muchacho lo sometían a burlas, lo que generó indignación en la red.

Fue entonces que apareció una muchacha en redes sociales, quien condenó el abuso contra el chico, dio a conocer que conocía a Luis desde tiempo atrás, y contó que el menor pertenece a una familia de escasos recursos, trabaja en la Frikiplaza, y además de no saber leer ni escribir, padecía de un problema agudo de visión.

Diversos comerciantes solicitaron ayuda para localizar al menor y hacerle llegar obsequios.

Durante el pasado fin de semana, la página web de un comercio llamado ‘El Reino de los Supermanos’, dio a conocer que se gestionó para que Luis recibiera revisión con un optometrista.

“Resulta que después de una exhaustiva revisión y estudios complementarios, lo que padece Luis es un alto grado de miopia. Su córnea está sana y solo necesita lentes de contacto para mejorar su visión. Realmente nos llena de alegría saber que no se someterá a ninguna cirugía”, expresaron los comerciantes, “Luis es uno de los muchos supercuates que necesitan nuestra ayuda. El es el vivo ejemplo de que los buenos, nobles y valientes obtiene su recompensa”.

Por si fuera poco, otro local llamado Smartmovil Martin dio a conocer que se obsequió al menor un smartphone de la marca SAMSUNG.