Los dirigentes nacionales de los partidos PAN, PRD y Movimiento Ciudadano, los cuales conforman el Frente Ciudadano por México, propusieron una iniciativa para eliminar de inmediato el cien por ciento  del financiamiento público a los partidos políticos y que este sea dirigido a las personas damnificadas por los sismos de 8.2 y 7.1 grados registrados este septiembre.

“El dinero NO debe provenir de los impuestos que paga la gente. Debe provenir de las aportaciones voluntarias de nuestros militantes y simpatizantes”, informaron a través de un comunicado.

El Frente también propuso reducir los topes de campaña, pues afirma que son muy costosas para el país. En el documento también advierte que el financiamiento a estas instituciones políticas significa solo el uno por ciento del presupuesto del gobierno federal al cual instó a reorientar recursos para los damnificados por el sismo.

Entre otras propuestas, se encuentran acabar con el derroche de recursos, eliminando los gastos por viáticos, celulares, gasolina y seguros médicos de altos funcionarios; así como excluir dinero para publicidad gubernamental excepto cuando sea para campañas de salud, turismo y protección civil.

Esta propuesta, ocurre luego de que el día de ayer, Enrique Ochoa Reza, dirigente nacional del PRI diera a conocer que su partido entregaría una cuarta parte de su financiamiento para gasto ordinario que asciende a 258 millones de pesos.

Por su parte, un grupo de senadores del PAN cercano a Felipe Calderón, dio el ofrecimiento de que el partido blanquiazul prescindiera del 85 por ciento de su gasto ordinario y el 50 por ciento del presupuesto para campañas de 2018, para enviarlo a los damnificados.

La dirección de estos recursos, propuesto por Ernesto Cordero, Javier Lozano, Roberto Gil Zuarth, entre otros legisladores, se realizaría mediante un decreto de emergencia que el Congreso de la Unión tendría que emitir para evitar cambios constitucionales, los cuales llevarían más tiempo.

La postura del Frente Ciudadano, se presenta un día después de que la petición al INE para entregar los recursos para el financiamiento de los partidos políticos a las personas damnificadas, rompiera todos los récords en la plataforma Change.org.