El diputado federal por Morena, Cuauhtémoc Ochoa Fernández, inició las investigaciones correspondientes en contra de colaboradores cercanos al gobernador, Omar Fayad Meneses, por presuntos actos de corrupción y enriquecimiento ilícito.

Señala que son César Román Mora Velázquez, secretario de la Contraloría del Estado de Hidalgo e Israel Félix Soto, exsecretario de Política Pública del Gobierno Estatal, quienes están involucrados en los actos de corrupción cometidos durante los seis años de mandato.

En entrevista exclusiva con este medio, el legislador hidalguense, manifiesta que ser gobernador no es sencillo, pero reconoce que en la actual administración hubo funcionarios públicos de talla estatal que se hicieron muy poderosos y que, si bien no demerita su trabajo, si precisa hacer notar el cambio que han tenido estos dos personajes en sus vidas.

Ochoa Fernández, asegura que “tiene en su poder unas fotografías de unos vehículos de la marca mercedes benz y Porsche, todos de color blanco, que tiene Israel Félix escondidos debajo del edificio que construyeron”.

Argumenta que, “la política te da diferentes formas de decisión y que entre más joven eres, más aventado te vuelves, te comes el mundo a puñaladas y tal vez ese fue el motivo que orilló tanto a César Mora Velázquez como a Israel Félix a cometer estos hechos, porque no es lo mismo tener una experiencia de vida y tomar una decisión apegada a la realidad a creer que tienes la razón”.

“Por eso hay quienes les come la ambición como fue el caso de los dos servidores públicos mencionados, que quieren hacer otras cosas, como lo fue la adquisición del rancho que el ahora presidente municipal de Mineral de la Reforma, tiene en el municipio de Huasca, cuya propiedad es muy fácil de comprobar, porque la gente te lo dice”, afirma el diputado.

Ochoa Fernández reconoce que sus dichos no son fáciles de comprobar, porque seguramente tanto la propiedad como los vehículos no están a su nombre porque es conocido que utiliza prestanombres para desviar estos hechos, “pero la adquisición de los mismos no es fácil de llevar a cabo con un salario de particular, luego de secretario poderoso y ahora de presidente municipal, porque no lleva una carrera muy larga trabajando para tener esos lujos”.

Tras aseverar que a él le tocará comprobar estos hechos y que ello es el motivo de la investigación que ha iniciado, el representante popular por el Distrito Federal No. 5 con cabecera en Tula, advierte que para darle el cauce legal que estas denuncias requieren se apoyará en el Congreso del Estado de Hidalgo, instancia a la que le solicitará a través de los diputados de Morena que se realicen las investigaciones correspondientes por actos de corrupción, en el caso de César Mora e Israel Félix.

Con respecto a las irregularidades cometidas por César Román Mora Velázquez, el diputado confirma que en el mes de mayo este secretario fue denunciado por la empresa Demovial, ante la Fiscalía Especializada en Delitos contra la Corrupción por abuso de autoridad y lo que resulte, según consta en el expediente 12-2022-06186.

Asimismo, refrenda el señalamiento realizado por él con antelación, en el que afirma que “en el caso del relleno sanitario de la comunidad del Cardonal en el municipio de Atitalaquia, existen redes de corrupción en las que está implicado César Mora, quien, en lugar de buscar las opciones de negociación entre la comunidad y las autoridades, sólo buscó mecanismos de negocio para seguir llenando sus bolsas de dinero”.

En lo que respecta a estos dos últimos temas que relacionan al contralor del estado, Ochoa Fernández, asegura que va a exigir al Congreso del Estado que haga una investigación profunda, pues hubo algunas coincidencias en las que él seguramente actuó.

“Hay que investigar el enriquecimiento ilícito de César Mora Velázquez y no sólo eso, porque tengo testigos de su participación en la campaña política reciente, en donde lo acusan de mandar llamar a la gente para ofrecer desde 50 mil hasta 200 mil pesos para que comentarán en conferencias de prensa en mi contra, y hay que ver de dónde se sacaron esos recursos, mismos que eran entregados en la casa que tenían en el Amanalí, en donde era entregado el dinero”, asevera.

Cuauhtémoc Ochoa da a conocer que hasta el momento sólo tiene conocimiento de que estas dos personas han cometido actos de corrupción que los han llevado a ejercer un enriquecimiento ilícito, porque asegura que Israel Félix era el consentido del gobernador Omar Fayad y César Mora de Israel Félix, pero no descarta que haya en esta administración, que está a punto de concluir, más casos de esta naturaleza.

Al respecto, refiere que cuando se termine el proceso de entrega-recepción el gobernador electo, Julio Menchaca Salazar, ya tendrá más argumentos sobre las irregularidades detectadas en cada una de las dependencias estatales y entonces se sabrá quienes fueron los otros funcionarios de este nivel que también trabajaron bajo esta tesitura, pero mientras tanto las investigaciones para denunciar a César Román Mora Velázquez e Israel Félix Soto, ya comenzaron y espera que en breve se estén presentando las denuncias penales correspondientes.