Este lunes, Moderna Inc. pidió a los reguladores de Estados Unidos y de la Unión Europea que permitan el uso de emergencia de su vacuna contra COVID-19, luego de que nuevos resultados confirmaran que ofrece una protección sólida contra la enfermedad.

Hace una semana, Pfizer, junto a su socio BioNTech, presentaron la solicitud para la autorización de emergencia de la vacuna contra COVID-19, que desarrollaron en conjunto, ante la Administración de Alimentos y Medicamentos de Estados Unidos (FDA, por sus siglas en inglés).

Las vacunas contra COVID-19 creadas por los laboratorios Moderna y Pfizer podrían estar disponibles antes de Navidad, dijo este lunes el secretario de Salud de Estados Unidos, Alex Azar.


Moderna está justo detrás de Pfizer en la búsqueda de que se apruebe las vacunaciones en diciembre

Moderna, junto a Pfizer, que se alió con la alemana BioNTech para crear su vacuna, son dos de los desarrolladores más adelantados y cuyas vacunas han demostrado la mayor eficacia.

Lee: Vacunas de Moderna y Pfizer estarían disponibles antes de Navidad: Salud de EU

Además este sábado, la primera tanda de la vacuna de Pfizer contra el COVID-19 arribó a Estados Unidos, según confirmó la prensa local, enviada desde los laboratorios de Bélgica con un acondicionamiento especial para mantener la supercongelación requerida para conservar el producto.

Pfizer ha desarrollado contenedores especiales para el transporte de su vacuna en los que puede asegurar el mantenimiento de la temperatura adecuada.

Autoridades estadounidenses consideran que Moderna podría ser el segundo fabricante de vacunas en obtener la autorización de emergencia.

Será el 10 de diciembre cuando los asesores externos de la Administración de Alimentos y Medicamentos (FDA) se reúnan para considerar autorizar el uso de la vacuna de Pfizer.

¿Y la eficacia?

El laboratorio estadounidense Pfizer fue el primero en confirmar que su vacuna contra COVID-19 tiene un 95 por ciento de efectividad.

En días pasados, la farmacéutica informó que la vacuna, desarrollada en conjunto con BioNTech, fue aplicada a más de 43 mil 500 voluntarios en seis países y no ha generado problemas secundarios.

La vacuna consiste en dos dosis que se aplican con tres semanas de diferencia. La vacuna resultó efectiva tras la segunda dosis.

Los ensayos realizados por ambas empresas demostraron que la vacuna produce anticuerpos y estimula a las células T a combatir el virus.

Mientras que el laboratorio Moderna anunció que su vacuna contra COVID-19 tiene una eficacia del 100 por ciento para prevenir casos graves de la enfermedad.

“El análisis de eficacia principal del estudio de fase 3 COVE de mRNA-1273 que incluyó a 30 mil participantes incluyó 196 casos de COVID-19, de los cuales 30 fueron graves. La eficacia de la vacuna en general fue del 94.1 por ciento. La eficacia de la vacuna contra COVID-19 en casos graves fue del 100 por ciento, señaló la empresa.

¿Cuál se aprobaría primero en México?

La vacunación contra el COVID-19 en México podría iniciar en el mes de diciembre si todo sale conforme a lo previsto, adelantó Marcelo Ebrard Casaubon, secretario de Relaciones Exteriores.

En caso de que la aplicación de la vacuna de Pfizer sea aprobada por autoridades de nuestro país esta será la fecha tentativa para la aplicación de la vacuna.

Te recomendamos: Moderna alista registro de su vacuna; anuncia eficacia del 100 % en prevenir COVID grave

En conferencia, el funcionario explicó el pasado 24 de noviembre que la Cofepris recibirá este martes información de Pfizer sobre las indicaciones para el proceso de vacunación, método de entrenamiento y definición de las características del fármaco.

“Es inminente que si todo esto sale como lo hemos dicho y la autoridad regulatoria considera que se puede aprobar como esperamos que se pruebe en Estados Unidos y Europa, México estará en diciembre también iniciando su proceso”, aseguró Ebrard.

La farmacéutica Pfizer entregó el jueves 26 de noviembre a la Comisión Federal para la Protección contra Riesgos Sanitarios (Cofepris) el expediente sobre su vacuna contra COVID-19, con lo cual inicia el proceso para su autorización en México.