¡Tu navegador no soporta JavaScript!
Reporte
Nacional
imagen principal

CRIMENORGANIZADO

Fronteras Salvajes

Luis Herrera

En los fronteras de Jalisco con los estados de Michoacán y Guanajuato la tierra se tragó a 692 personas que hoy están en calidad de desaparecidas, mientras el crimen organizado opera a sus anchas ante la descoordinación de sus gobiernos. 

 


Oct 11, 2016
Lectura 6 min
portada post

El Departamento de Estado de los Estados Unidos señaló en el 2014 que el CJNG sacaba provecho de la poco vigilada frontera de Jalisco y Michoacán

No tiene conocimiento que se haya elaborado acta en donde se indiquen dichos acuerdos, en virtud que esta dependencia no posee ni ha generado documento alguno con dichas características”

- Fiscalía de Jalisco

Recurso de transparencia sobre el acuerdo de seguridad con Michoacán

La propuesta de un mando único regional, desde nuestra consideración, complejiza el proceso de creación de los mandos únicos estatales” 

- Gobierno de Jalisco

En febrero pasado

https://youtu.be/Y_JKrcvjBiE

En los fronteras de Jalisco con los estados de Michoacán y Guanajuato la tierra se tragó a 692 personas que hoy están en calidad de desaparecidas, mientras el crimen organizado opera a sus anchas ante la descoordinación de sus gobiernos. 

 

El reciente hallazgo de 13 cuerpos en la colindancia de Jalisco y Michoacán, en la desembocadura del Río Lerma al Lago de Chapala, fue un nuevo recordatorio del postergado mando regional que se anunció para esos linderos y los de Guanajuato. 

 

La Fiscalía de Jalisco indicó que detrás de ese multihomicidio está una célula del Cártel Jalisco Nueva Generación (CJNG) de Vista Hermosa, Michoacán, que incursionó sin mayores problemas a los municipios jaliscienses de La Barca y Ayotlán para “levantar” ahí a sus víctimas, y luego retornar a su terruño donde las asesinó y arrojó al Río Lerma.   

 

Ya desde 2014, el Departamento de Estado de los Estados Unidos había detectado que el CJNG sacaba provecho de la poco vigilada frontera de Jalisco y Michoacán, para ocultar y deshacerse de los cuerpos que van dejando al paso sus disputas.  

 

Las fosas que se hallaron en La Barca, colindante con Michoacán, entre 2013 y 2014 con 74 cuerpos fue obra justamente del CJNG, según el gobierno estadounidense. 

 

El Registro Nacional de Datos de Personas Extraviadas o Desaparecidas arroja esos casi 700 desaparecidos en los límites de Jalisco con Michoacán y Guanajuato, mientras el vacío institucional continúa.  

 

Convenio fantasma

 

Las autoridades de Jalisco han asegurado que ya establecieron un convenio en materia de seguridad con Michoacán para superar la descoordinación en sus fronteras. 

 

El 22 de febrero de 2016, el Gobierno estatal emitió un comunicado de su vocero Gonzalo Sánchez que dice: “Destacó el convenio que se estableció desde el pasado 17 de diciembre (2015) con el estado de Michoacán, con el que se han logrado importantes detenciones, así como decomisos de drogas y combustible robado”.

 

El 23 de marzo el gobernador Aristóteles Sandoval se refirió a ese convenio: “En el acuerdo de coordinación y colaboración con el estado vecino de Michoacán hemos venido avanzando, los acuerdos y la coordinación nos han permitido tener operativos conjuntos donde hemos tenido buenos resultados”. 

 

Lo cierto es que tal convenio no existe, según confirmó la Fiscalía de Jalisco a Reporte Indigo tras solicitarle una copia en el folio 00428816, y a lo que respondió el 4 de marzo pasado: “no se cuenta con un convenio entre instituciones”. 

 

El Comité de Transparencia de Fiscalía, en  sesión encabezada por su titular Eduardo Almaguer, declaró la inexistencia del convenio:

 

“No se cuenta con un convenio entre instituciones, por lo tanto, ante la ausencia material para ser analizada, se tiene a bien declarar particularmente como inexistente esta información”.  

 

La inexistencia del convenio se ratificó ante el Instituto de Transparencia, Información Pública y Protección de Datos Personales el 13 de junio, en cumplimiento al recurso de revisión 298/2016. 

 

También se declaró inexistente el acta de la única reunión que han sostenido los fiscales de Jalisco y Michoacán, Almaguer Ramírez y José Godoy Castro, el 17 de diciembre de 2015, fecha del supuesto convenio. 

 

Es decir que, lo que abordaron ese día los fiscales, no dio lugar a un convenio y no  se asentó en actas. 

 

La advertencia

 

Desde 2014 el Departamento de Estado de EU, y en particular su Consulado en Guadalajara, señalaron la inseguridad que detonó las operaciones del CJNG en las fronteras de Jalisco y Michoacán. 

 

En su informe México 2014 Reporte de Crimen y Seguridad: Guadalajara, el Consulado detalla la guerra entre el CJNG y Los Caballeros Templarios. 

 

“Los municipios de Jalisco vecinos a Michoacán experimentan niveles de violencia por arriba del promedio y un incremento de presencia militar. 

 

“La intensidad del conflicto CJNG–LCT fue evidente a fines de 2013, cuando las autoridades de Jalisco descubrieron una tumba masiva en La Barca de la cual fueron exhumados más de 70 cuerpos. Muchos de los individuos asesinados eran miembros aparentemente de LCT y murieron a manos presumiblemente del CJNG durante el 2013”, se lee en el documento. 

 

Mando especial, pros y contras

 

El Gobierno de Jalisco se ha mostrado ambivalente ante el anunciado mando regional para sus linderos con Michoacán y Guanajuato. 

 

El 22 de febrero, luego de que se pronunciara a favor Guanajuato, el vocero de Jalisco lo rechazó: 

“La propuesta de un mando único regional, desde nuestra consideración, complejiza el proceso de creación de los mandos únicos estatales”, dijo Gonzalo Sánchez .

 

Pero cuando Miguel Osorio Chong, secretario de Gobernación, apoyó el planteamiento, Jalisco reconsideró y comunicó el 23 de marzo: 

 

“Tras la propuesta del secretario de que se sumen Jalisco, Guanajuato y Colima a la coordinación de trabajos de seguridad en zonas limítrofes bajo un mando especial, el gobernador informó que Jalisco está en toda la disposición de sumar en materia de seguridad regional”. 

 

El general Felipe Gurrola Ramírez, comandante de la XII Región Militar, reveló en agosto que se conformaría un mando único regional entre Jalisco, Michoacán y Guanajuato, que él encabezará.  

 

Los 24 municipios de Jalisco vecinos a esos estados tienen 841 policías y 318 vehículos para seguridad; los seis municipios de Guanajuato mil 784 oficiales y mil 427 unidades; y los 17 de Michoacán,  518 policías y 127 vehículos, de acuerdo  al Inegi. 


Notas relacionadas

Mar 11, 2020
Lectura 6 min

CRIMENORGANIZADO

Arcos del milenio, bautismo de sangre

Luis Herrera


Mar 11, 2020 Lectura 6 min

Ene 6, 2020
Lectura 6 min

Dic 20, 2019
Lectura 6 min

CRIMENORGANIZADO

Infancia interrumpida por el crimen organizado

Montserrat Sánchez


Dic 20, 2019 Lectura 6 min

Dic 11, 2019
Lectura 6 min

Comentarios