La Comisión de Transparencia y Acceso a la Información (Cotai) lanzó un micrositio para que las autoridades estatales y municipales rindan cuentas de los gastos realizados durante la emergencia sanitaria ocasionada por el coronavirus.

El nombre de esta herramienta electrónica es Transparencia ante la contingencia y surgió luego de que lo acordaran por unanimidad los comisionados y comisionadas en la sesión ordinaria del 24 de abril de este año.

“Se busca que los sujetos obligados por la Ley de Transparencia y Acceso a la Información del Estado de Nuevo León cuenten con un sitio focalizado que les permita transparentar los gastos ejercidos en materia de contratación de obras, bienes o servicios para atender la contingencia provocada por Covid-19”, menciona Bernardo Sierra Gómez, comisionado presidente de la Cotai, en entrevista con Reporte Índigo.

¿Quiénes deberían transparentar información? Cualquier autoridad, entidad, órgano y organismo de los poderes Legislativo, Ejecutivo y Judicial, órganos autónomos, partidos políticos, fideicomisos, dependencias de la administración descentralizada, paraestatal, paramunicipal y fondos públicos, así como cualquier persona física, moral o sindicato que reciba y ejerza recursos públicos.

Las instituciones que aceptaron unirse a Cotai

A casi un mes del lanzamiento, cerca de 20 sujetos obligados han aceptado participar en este ejercicio al que convocó la Cotai, entre éstos, todos los municipios de la Zona Metropolitana de Monterrey (ZMM). Pero hasta el momento, sólo 11 han cargado su información.

El micrositio tiene una serie de obligaciones de transparencia que la propia ley abarca, además de recomendaciones de organizaciones internacionales
Bernardo Sierra GómezComisionado presidente de la Cotai

“Se les solicitó que manifestaran su intención de manera voluntaria a través de un comunicado oficial y es así que se reciben oficios por parte de los entes públicos. Una vez que es aceptada su intención se les envía la información necesaria para que se publiquen los datos requeridos en el micrositio”, explica Bernardo Sierra.

La información debe ser publicada en tiempo real por cada una de las instituciones, según sus procesos internos. Algunos participantes que tienen este pendiente son el Colegio Militarizado General Mariano Escobedo, los institutos de Innovación y Transferencia de Tecnología y el de la Vivienda, la Secretaría de Infraestructura y el Sistema de Caminos de Nuevo León y municipios como Bustamante, Escobedo, Guadalupe, Juárez, Los Herreras, Pesquería y Santiago.

El comisionado presidente habló con el director de Gobierno Abierto de la Cotai, Joel García Calderón, para apelar a la voluntad de quienes no han aceptado participar y exhortarlos a hacerlo.

“No hay alguna sanción o alguna medida previa si alguna autoridad no se quiere sumar, simplemente, pues estará sujeta al escrutinio público”, precisa.

Información para la sociedad

Transparencia ante la contingencia se define como una respuesta a los diversos llamados de la sociedad civil para conocer cómo se gastan los recursos públicos extraordinarios ante las medidas urgentes.

La información que proporcionan los sujetos obligados puede ser descargada y consultada con ayuda de un diccionario en materia de contrataciones y sus seis etapas: planeación; licitación; adjudicación; contratación; implementación y fiscalización de recursos.

“Se pide que publiquen de manera digital los contratos, las cotizaciones y la factura. Ahí se pueden ver los conceptos, las unidades que se están comprando, los datos fiscales dentro de este micrositio para que la ciudadanía pueda estar revisando a la autoridad y, en un momento dado, si considera que puede haber casos presumibles de corrupción, pues denunciarlos”, dice el comisionado presidente.

Bernardo Sierra califica a esta información focalizada como una iniciativa de transparencia proactiva, que va más allá de las obligaciones establecidas en las leyes y con la facultad que tiene la Cotai.

“La gente puede encontrar la justificación del proyecto, el presupuesto, el origen de los recursos, la población a la que va dirigida, el tipo de contratación, proveedores, su representante legal, así como los plazos de entrega, de pagos y datos sobre las auditorías”, detalla.

También puedes leer: Transparencia: signos preocupantes en la pandemia