La llegada de Jaime Ruiz Sacristán como nuevo presidente de la Bolsa Mexicana de Valores (BMV) no genera sorpresas. 

Al día siguiente de que Luis Téllez anunció que el próximo año dejaría su puesto comenzó a barajarse el apellido Ruiz Sacristán para dirigir el organismo. 

El nombre del banquero apareció en columnas periodísticas, conversaciones informales y proyecciones de relacionistas públicos. 

Se fue midiendo el impacto que su nombramiento en las movidas aguas de la economía nacional. 

Una semana antes de que se concretara, todos estos círculos daban por hecho que la elección estaba definida y el expresidente de la Asociación de Bancos de México entre 2011 y 2013 quedaría al frente de la Bolsa. 

La propuesta cuenta con el aval de la familia Slim, la principal tenedoras de acciones de la Bolsa, y es que desde el 2007, Ruiz Sacristán forma parte del consejo de administración de Elementia, un proyecto en el que convergen las familias Slim y Del Valle. 

El banquero, que iniciará funciones a partir del próximo primero de enero, es hermano de Carlos Ruiz Sacristán, presidente de Sempra en México, la empresa que construye y operará durante tres décadas el gasoducto Los Ramones.

Además, Ruiz Sacristán es primo de Antonio del Valle, propietario de Mexichem, compañía se asoció con Pemex en octubre del año pasado para operar la planta de cloruro de vinilo en el complejo petroquímico de Pajaritos, en Coatzacoalcos. 

El nuevo presidente de la Bolsa también pasó por momentos de escándalo: su participación en el rescate bancario del Fobaproa dejó el banco mexicano Bital en manos extranjeras, que ahora lo controlan como HSBC.

La polémica de Téllez

La salida de Luis Téllez de la Bolsa Mexicana de Valores no había estado exenta de polémica. 

El exsecretario de Comunicaciones y Transportes de Felipe Calderón dejará el puesto justamente en la fecha en que se inaugurará como miembro del Comité Técnico del Fondo Mexicano del Petróleo, el organismo más poderoso que controlará las ganancias estatales producto de la reforma energética. 

Con Téllez al frente de la Bolsa, la compañía californiana Sempra Energy tenía una fuerte influencia. 

El presidente era al mismo tiempo miembro de su consejo de administración y dirigía la Bolsa cuando Sempra entró a cotizar con el nuevo nombre de Ienova. 

La llegada de Ruiz Sacristán a la Bolsa contará una historia repetida. Tal cual hizo Téllez con Sempra, el nuevo presidente dará la bienvenida como nuevo listado a Elementia, una sociedad de la familia Del Valle y Slim en la que ha participado durante los últimos siete años. 

Las relaciones

El nuevo presidente de la Bolsa entrará en funciones el primer día del próximo año. La última década de su vida la usó para sacar adelante el Banco Ve por Más y su grupo financiero, que fundó en 2003 junto a su primo Antonio del Valle Ruiz.

Forma parte de los consejos de administración de Mexichem y de Mexicana de Servicios para la Vivienda, una sociedad de empresas que producen desarrollos, apoyos y créditos de vivienda para la autoconstrucción y construcción de vivienda rural y económica.