https://www.youtube.com/watch?v=-7UYMcI0I5c

Alfonso Sarabia asegura que al llegar como director general del Aeropuerto Internacional de la Ciudad de México (AICM) encontró una década de atraso en el mantenimiento del inmueble.

Esto lo ha llevado a tener que crear un  proyecto anual para darle a la terminal aérea una mejor imagen y resarcir todo el trabajo que no se hizo en las anteriores administraciones.

Destaca que a eso ha abocado la mayor parte del tiempo del año que lleva al frente del AICM.

 “Yo tengo un año aquí y siento que me he encontrado con un aeropuerto con unos rezagos impresionantes. Unos rezagos, que no estoy hablando de dos o tres años, estoy hablando de unos 10 años de rezago, que eso no nos ha dado tiempo para respirar porque estamos tratando de ordenar todo esto.

“De hacer un programa anual operativo de mantenimiento, yo creo que esto es básico y no existía, para estar cuidando ciertas áreas que así lo requieren”, dice.

–¿A qué se acredita ese rezago?–

“A encontrarme con instalaciones que les hacía falta mantenimiento. No necesitamos hacer un estudio ni una evaluación para darnos cuenta de que tenía un buen rato de que no le daban mantenimiento. La pintura de fachadas se nota que hacía tiempo que no le daban mantenimiento”.

–¿Este rezago se trasladó a la operación?–

“Sí, claro. Es que debe de haber un programa anual operativo de mantenimiento. Hay instalaciones que no podemos estar viendo si se ven desgastadas o no, cada periodicidad se les tiene que dar mantenimiento, estén o no mal. Esta infraestructura tiene que estar funcionando”.

–¿A qué se dedicaron entonces las anteriores administraciones?–

“Pues ojalá supiera. Cuando menos debí haber encontrado este programa que debe de hacerse y que estamos elaborando nosotros y para que el funcionario que venga sabe cuáles son las cosas que se tienen que hacer”.

–¿No se hizo?–

“No lo encontramos. No encontramos nada de eso y ya llevamos un año y no ha aparecido”.

Sarabia dice que quiere un aeropuerto amigable. En donde la gente que viaja se sienta cómoda y como en su casa. Incluso quiere que los baños estén limpios para que los usuarios del aeropuerto digan: “Yo solo hago en el baño de mi casa y en el del Aeropuerto”.

El funcionario asegura que son tres temas básicos en los que se están enfocando: seguridad, calidad en el servicio y aeropuerto amigable.

En materia de seguridad –una de sus principales preocupaciones– señala que recibió un aeropuerto “aceptable”. Pero por sus proyectos en la materia es perceptible que le entregaron un aeropuerto en mal estado.

“Queremos incrementar al doble el sistema de cámaras de video, ahorita contamos con 908 cámaras y queremos que en este mismo año tengamos 800 cámaras más. Son cámaras de seguridad con tecnología de punta que nos ayudan a tener mejor control en todo el aeropuerto”.

Sin embargo, este diario publicó oficios enviados al director de seguridad en donde se establecía que ante la falta de mantenimiento del sistema de Circuito Cerrado de Televisión (CCTV) éste podría colapsarse.

Sarabia desestima esos documentos y asegura que se encuentran en buen estado, además de que la empresa INFOTEC está haciendo una nueva evaluación que dará  los resultados de su análisis en mayo. Hasta entonces conocerán con precisión el estado de las cámaras de video.

Son tan solo 46 cámaras las que no funcionan, presume.

Se cuenta desde hace un mes, asegura, con 18 escaners de tomografía computarizada para revisar el equipaje documentado. Aunque de acuerdo a fuentes del propio aeropuerto aseguran que estas máquinas ya fueron adquiridas y se encuentran en bodega, el director general insistió en que todos están ya funcionando en ambas terminales.

Se cambió por completo a la corporación que hacía los trabajos de seguridad interna. Nombró a Manuel del Riego de los Santos, cercano a Tomás Yarrington –buscado por sus nexos con el narcotráfico– como director de seguridad.

Del Riego contrató a sus antiguos jefes, la corporación de seguridad CUSAEM, para que hagan el trabajo de vigilancia.

 A pesar de que en documentos internos del aeropuerto se asegura que el Circuito Cerrado de Televisión está a punto de colapsarse, Sarabia dice que funciona a la perfección.

“Estamos capacitando al personal de seguridad privada para brindar un mejor servicio y contar con la certificación ISO 9000/2008. 

Hace un año lo que me encontré es que a los elementos de seguridad les faltaba capacitación, la forma en que se dirigían al pasajero era hasta en cierta forma agresiva. Con base a capacitación nos ayudó mucho a erradicar quejas en relación a esos puntos o filtros de inspección.

“Ahora podemos ver que saludan, sonríen, piden de buena forma si traen llaves o si trae teléfonos o celulares y antes era en otro tono que incomodaba e intimidaba a los pasajeros”.

Entre otros de sus planes está el instalar lectores especiales para código de barras para que el viajero tenga como alternativa que su pase de abordar sea leído de forma inmediato en su celular o cualquier dispositivo móvil.

Proyecto baños limpios

Alfonso Sarabia asegura que   entre sus propuestas para el AICM es lograr que los sanitarios estén en perfectas condiciones 

Un proyecto estratégico para el Aeropuerto Internacional de la Ciudad de México (AICM) son los baños limpios.

“Tenemos 128 módulos sanitarios públicos en los que queremos que los 128 estén en perfectas condiciones. Hemos puesto un empeño muy especial a esto porque lo que queremos es llegar a tal grado que digan: voy al baño en mi casa o en el aeropuerto. Y eso lo vamos a lograr para que los pasajeros se sientan con total confianza de que están en su casa”, destaca el director.

Alfonso Sarabia lee en tono amable los proyectos pues no los tiene en la memoria. Los trae apuntados en unas tarjetas.

En realidad son justo lo que se tiene que hacer en cualquier edificio público.

‘A nosotros no nos cumplieron y se acabó’

Alfonso Sarabia asegura que el AICM ya no tiene facultades para hacer más en contra de esta empresa de autotransporte, propiedad de exfuncionarios panistas, y que durante más de cuatro años no ha pagado la contraprestación a la que está obligada para poder dar servicio en el AICM.

A pesar de que su administración les dio el aval para que siguieran dando servicio y le permitieron que su deuda de casi 100 millones de pesos la pagaran a seis años, el funcionario dice que ya no pueden seguir en el aeródromo.

Esas ventajas se le dieron a Excelencia mediante la firma de un convenio que fue promovido por el director comercial, Rafael Castro, quien fue suspendido por una serie de denuncias en su contra por presuntos actos de corrupción. 

Sin embargo, a pesar de que se le sigue investigando, Castro ya labora nuevamente en la mencionada dirección.

“Se les había dado la oportunidad para que reestructuraran su adeudo, esta reestructura tiene un costo. Las tasas de interés son más elevadas y les cuesta más por esa reestructura o este refinanciamiento pagar sus mensualidades.

“La condición que les habíamos puesto es que no se retrasaran, se han retrasado y nosotros simplemente les dijimos que no queríamos nada con ellos porque tampoco nos garantizaban que fueran a pagar sus adeudos”.

Sin embargo, el AICM no tiene facultades para sacarlos.

“Está ahorita la pelota en la cancha de la dirección general de Autotransporte Federal para definir que van a hacer con ellos. Por lo pronto ahorita a nosotros no nos cumplieron y se acabó”.

Alfonso Sarabia aseguró que lo único que les importa ahora es que los taxis que den servicio en el aeropuerto den un servicio de calidad y en eso van a trabajar.

La Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM) está haciendo un estudio a fondo para mejorar los horarios y el sistema con el que se da el servicio de taxis a pasajeros a fin de evitar tiempos de espera y que hagan largas filas.

Conflictos en el radar

Reporte Indigo ha documentado alguno de los problemas que se viven en el Aeropuerto Internacional de la Ciudad de México.

> Vuelos extremos
Controladores aéreos cansados, radares descompuestos y pistas de aterrizaje inadecuadas ya eran un foco rojo en el aeropuerto desde el 2012. 

Negocios de ‘Excelencia’
El conflicto que vive aún el aeropuerto por las concesiones hechas para el sitio de taxis Excelencia, puso de manifiesto malos manejos y favoritismos dentro de la institución.

> Pasa sin ver
Un alto porcentaje del equipaje que pasa por el aeropuerto no es revisado, ya que el equipo necesario para escanear las maletas está guardado en una bodega y no ha sido instalado. 

> La cámara escondida
Reporte Indigo presentó las grabaciones del 25 de junio de 2012 que demuestran que la ‘versión oficial’ sobre la balacera en el AICM podría estar muy lejos de la realidad.

> Un despiste más
Al menos dos de las pistas de uso cotidiano en el Aeropuerto Internacional de la Ciudad de México representan un riesgo debido a su mal estado