La presidenta de la Comisión de Reforma Político-Electoral de la Cámara de Diputados, la morenista Graciela Sánchez Ortiz, informó que esta semana iniciarán los contactos con los distintos grupos parlamentarios para conocer cuáles son sus propuestas en la materia y dejó en claro que Morena va a defender la iniciativa del Ejecutivo Federal en lo que se busca la reestructuración del Instituto Nacional Electoral (INE), del Tribunal Electoral del Poder Judicial de la Federación (Tepjf) y de los Organismos Públicos Locales (OPL).

La legisladora precisó que en la reforma se están revisando 130 propuestas de modificación de las cuales la mitad son a la Constitución y el resto a las leyes secundarias.

“En cuanto a las reformas a la Constitución tendrían que ir la reestructuración y organización del INE, del Tribunal Electoral y los Oples y la reducción de diputados plurinominales y en cuanto a las leyes secundarias hay muchas propuestas para incluir las demandas de acciones afirmativas que ha dictaminado en muchas ocasiones el Tribunal Electoral, pero ahora se busca que queden en la Constitución”.

Indicó que esta semana se instalaría una mesa de trabajo para analizar y escuchar las contrapropuestas de la oposición

Sin embargo, la morenista reconoció que si la oposición mantiene su postura de que en la Constitución no se mueva nada, será muy difícil que se apruebe la reforma electoral, “pero si hay un consenso, porque para eso son las mesas de trabajo, se puede llegar a una negociación.

“Hoy veo condiciones diferentes a hace un mes y medio, porque hay mayores posibilidades de sentarse a revisar el tema con seriedad y lo digo por el PRI. Acción Nacional definitivamente no quiere participar en la revisión y del PRD no sabemos cuál es su postura, pero con el PRI se esta viendo la posibilidad de que se abran a la mesa de trabajo”.

La legisladora asegura que en la reforma electoral también se incluiría la reducción presupuestal a los partidos políticos.

“Podría haber un acuerdo, en la propuesta el Ejecutivo propone que sería una reducción de hasta el 60 por ciento porque se quitaría todo el presupuesto ordinario, pero se puede buscar otra fórmula.

“Son demandas de los mexicanos, ya no quieren que se disperse tanto dinero en las instituciones que nos cuestan mucho a los mexicanos. Creo que hay mayor apertura con el Revolucionario Institucional, pero vamos a ver qué tanto están dispuestos a trabajar en una reforma que sea en beneficio de los mexicanos”.

Sánchez Ortiz manifiesta que una vez que se dictamine en las dos comisiones: Político-Electoral y Puntos Constitucionales, se estaría en posibilidades de llevar la minuta al pleno para su discusión y aprobación a finales de octubre.

Te puede interesar:

Elecciones en riesgo por falta de presupuesto

No se aprobarán reformas constitucionales, asegura la oposición