“Usted no sabía que lo iban a invitar (a Trump) (...) Si usted sabía y estaba de acuerdo, entonces es igual de responsable que los funcionarios que ya renunciaron (…) pero si dijo algo y no le hicieron caso, secretaría está completamente rebasada en ese cargo”
Zoé Robledosenador perredista
“Estamos llamados a cerrar filas y a encontrar coincidencias. Porque encima de ideologías, agendas particulares o de partido, todos compartimos el compromiso y la convicción de servir a nuestro país”
Claudia Ruiz Masieutitular de la Secretaría de Relaciones Exteriores

México se ha convertido en parte de la discusión política en Estados Unidos, como nunca en la historia, en un un proceso electoral atípico, convulso y en gran medida imprevisible, señaló este jueves la canciller Claudia Ruiz Massieu ante el Senado de la República.

En el marco de la glosa del Cuarto Informe de Gobierno, Ruiz Massieu dijo que ante la situación que atraviesa México no conviene un política exterior dividida, por lo que hizo un llamado a los legisladores a cerrar filas ante el contexto al que se enfrenta el país.

“Estamos llamados a cerrar filas y a encontrar coincidencias. Porque encima de ideologías, agendas particulares o de partido, todos compartimos el compromiso y la convicción de servir a nuestro país”, señaló la titular de la Secretaría de Relaciones Exteriores.

Legisladores del PAN y PRD criticaron fuertemente a la funcionaria por lo que calificaron como una reacción tardía ante los insultos que el candidato presidencial republicano, Donald Trump, ha hecho desde junio del año pasado contra los mexicanos a quines ha llamado asesinos y violadores.

“Usted (Ruiz Massieu) respondió con tibieza en febrero de este año, ocho meses después del inicio de las agresiones. ¿En qué país es eficiente una cancillería que tarda más de 240 días en responder una ofensa grave?”, dijo la senadora panista, María Gómez del Campo.

Entre los cuestionamientos a la secretaria también estuvo presente la invitación del presidente Enrique Peña Nieto a Trump para que visitara México, lo cual fue calificado por Gómez del Campo como una “pifia política” que demuestra la poca sensibilidad del Gobierno Federal.

“Usted no sabía que lo iban a invitar (a Trump) (…) Si usted sabía y estaba de acuerdo, entonces es igual de responsable que los funcionarios que ya renunciaron (…) pero si dijo algo y no le hicieron caso, secretaría está completamente rebasada en ese cargo”, le señaló el perredista Zoé Robledo.

El senador dijo que la visita del republicano dañó la relación también con la candidata presidencial demócrata, Hillary Clinton, pues esta no quiso venir a México luego que Peña Nieto recibió a su oponente, lo que podría traer problemas en un futuro inmediato.