La Asamblea Legislativa del DF aseguró en diciembre pasado que no habría reclasificaciones al alza para los impuestos de predial y agua


Mientras la Secretaría de Finanzas explica el incremento, la organización Suma Urbana convoca a no pagar las boletas del predial


“Deriva en montos no autorizados por la ALDF, fuera de cualquier lógica y proporción, con un impuesto aplicado en forma discrecional”

Josefina MacGregor

Activista en Suma Urbana

A través de un ejercicio de campo efectuado en 78 colonias de la Ciudad de México, la organización Suma Urbana y el diputado local Fernando Zárate detectaron un aumento promedio del 9 por ciento en el predial, pese a la promesa del jefe de Gobierno de no incrementar los impuestos este año.

Los datos encontrados en las boletas de predial de los ciudadanos son aumentos de hasta 300 por ciento, como es el caso de la colonia Granada en la Miguel Hidalgo; del 30 en la Del Valle, en Benito Juárez, y Santa María, en la Cuauhtémoc.

En espera de una respuesta oficial por parte de la Secretaría de Finanzas que encabeza Édgar Amador Zamora, continuarán documentando casos reales en 250 colonias más que se recorrerán, y se hace un llamado a no pagar hasta que las autoridades capitalinas fijen postura.

Josefina MacGregor, de Suma Urbana, explica que en el muestreo se detectó no únicamente un aumento del 4 por ciento en los valores unitarios del suelo y de construcción, sino también en el porcentaje para aplicarse sobre el excedente en el límite inferior; lo anterior, combinado a que no se actualizaron los límites, tiene un efecto compuesto de un incremento real del 9 por ciento.

Explica que basta con ver la tabla de tarifas que se aplicó en el 2016 en el artículo 130 página 94 del Código Fiscal del Distrito Federal del 30 de diciembre del 2015 y comparar con la Tabla de Tarifas que se está aplicando en el 2017.

Además del predial, dicho análisis también arrojó una irregularidad al reducir en forma discrecional la depreciación autorizada en el Código Fiscal.

El mismo indica que al estimar el valor catastral sobre el que se determinará el total de impuesto predial a pagar, debe considerarse el uno por ciento de depreciación anual, sin rebasar el 40 por ciento.

En la mayoría de los casos esta norma se violó originando un impuesto a pagar muy superior al que debería haberse calculado por ley. Los incrementos van desde el 10 hasta mil por ciento.

“Lo anterior deriva en montos no autorizados por la ALDF, fuera de cualquier lógica y proporción, con un impuesto aplicado en forma discrecional, lo que lo hace inequitativo e ilegal al no cumplir con lo estipulado por el Código Fiscal.

“¿Quién dentro de la Secretaría de Finanzas dio la orden de alterar los porcentajes de depreciación? Esto es ilegal, puesto que el Código infla los valores de las cuotas por metro cuadrado y, sobre esto, autoriza un máximo de depreciación del uno por ciento anual por año de antigüedad hasta llegar a un máximo de 40 por ciento”, plantea la activista.

¿Cochinito electoral?

Mientras se obtiene un respuesta oficial por parte de la Secretaría de Finanzas, el legislador del Partido Verde Ecologista de México, Fernando Zárate, convocó a los capitalinos para que entreguen una copia de sus boletas a fin de revisar los casos.

“Estamos haciendo toda una evaluación, no queremos afirmar algo que está justificado, lo que sí es un hecho es que hemos encontrados un aumento mínimo del 9 por ciento en la mayoría de los casos, dependiendo de las casas y las zonas”, puntualiza Zárate.

“En realidad se modifican los parámetros, se está haciendo un parámetro para aumentar el predial; hemos encontrado que se ha magnificado la depreciación.

“No queremos pensar que se trata de un grave engaño a la población de haber prometido que sólo se aplicaría el 4 por ciento, aunque en realidad es el 9 por ciento; el predial tiene el mismo o mayor efecto en el patrimonio de los ciudadanos que el gasolinazo”.

La falta de claridad por parte del gobierno también hace pensar en la posibilidad de que se trata de una estrategia para aplicar un aumento de manera segmentada en las 16 delegaciones de la Ciudad de México, para no crear un efecto de pánico como ocurrió con el incremento a la gasolina.

“No queremos pensar que se trata de un cochinito para la campaña o un abierto caso de corrupción. Hay algo muy raro, estamos haciendo un trabajo serio y los resultados hasta ahora generan dudas muy fuertes, ya analizaremos si se emprenden acciones anticonstitucionales”, explica el diputado local.

El anuncio oficial

La Asamblea Legislativa del Distrito Federal hizo el anuncio en diciembre pasado de que no habría reclasificaciones al alza para los impuestos de predial y agua de los capitalinos, como una forma de hacer frente al escenario económico adverso del país este 2017.

No obstante, diputados de la ALDF declararon que el impuesto predial tendría un 4 por ciento de aumento por los ajustes supuestamente inflacionarios.

En la práctica, muchas de las boletas prediales revisadas presentan un incremento superior al 10 por ciento, lo que implica un aumento de más del 100 por ciento de la inflación e incumple con lo expresado por la ALDF.

Si los diputados hubieran aumentado en 4 por ciento el límite inferior y se hubiera por lo menos mantenido el porcentaje ya depreciado hasta 2016, el aumento del predial hubiera sido de 4 por ciento, como siempre lo dijeron.

En tanto se atienden los casos específicos y la Secretaría de Finanzas explica de qué se trata, Suma Urbana convoca a los capitalinos no pagar las boletas.