¡Tu navegador no soporta JavaScript!
Reporte
MTY
imagen principal

NuestrosDerechosNoTienenSemanas

Castigo al aborto con sello panista

Jesús Padilla

En el Congreso local, diputados del PAN y organizaciones pro vida rechazan con una iniciativa la despenalización del aborto, mientras que Morena promueve la libertad de las mujeres


Oct 19, 2018
Lectura 6 min
portada post

Nuevo León está dividido en colores azul y verde, posturas en contra y a favor de la despenalización del aborto, iniciativa que forma parte de la agenda del próximo gobierno federal de Andrés Manuel López Obrador.

Los diputados del PAN en el Congreso local, junto con activistas del Frente Nacional por la Familia y Empoderado Ciudadano, refrendan su negativa ante la despenalización

Pedro Alejo, conocido como “Fufito”, líder de la organización Ciudadano Empoderado, presentó el pasado 9 de octubre una iniciativa en la Oficialía de Partes del Congreso local para defender el derecho del no nacido.

El dictamen fue turnado a la Comisión de Legislación, cuyo presidente es el diputado panista, Félix Rocha Esquivel.

“Estamos acompañados de Nora Garza, quien nos hizo el estudio jurídico de esta Ley Antiaborto, que es parte del colectivo Ciudadano Empoderado. En esta lucha no estamos solos, no podemos permitir que atenten contra la vida y la familia”, mencionó Alejo.

Violación, peligro de muerte o problemas de salud son las únicas tres causas por las que se permiten el aborto en la entidad

Actualmente, en este estado existen clínicas como el Centro Médico de la Mujer, que promueven el aborto en su página de internet, pero las pacientes son trasladadas a la Ciudad de México para aplicarles el procedimiento quirúrgico.

En la capital, la interrupción legal del embarazo se aprobó en 2007. Mientras que en Nuevo León las penas por abortar van de seis meses a un año de cárcel.

La entidad regia considera, incluso, castigar un aborto aun cuando se deba a la inseminación artificial no consentida. Además, las autoridades también sancionan al personal de salud con la privación de su libertad de uno a tres años y la suspensión profesional de dos a cinco años.

La organización Frente Nacional por la Familia, integrada por dos exdiputados panistas, Francisco Treviño Cabello y Carolina Garza, manifestó que Nuevo León tendría que estar favor de salvar las dos vidas

“Nos vamos a manifestar pacíficamente para darle a conocer al gobierno entrante que todos estamos a favor de la vida y la familia y que hay muchos ciudadanos en todo el país interesados en proteger la vida desde la concepción, hasta la muerte natural”, dijo Treviño el pasado miércoles en el Poder Legislativo.

La organización acudió al Congreso local para promover una manifestación denominada “Ola Celeste” y fueron recibidos por diputados panistas, encabezados por Juan Carlos Ruiz.

Un día después de que acudió al Congreso de Nuevo León Olga Sánchez Cordero, futura titular de la Secretaría de Gobernación y quien impulsa desde el Senado de la República la despenalización del aborto, la bancada del PAN mostró su postura en contra.

Sánchez Cordero dijo que no está a favor del aborto pero sí en contra de la penalización en contra de las mujeres que deciden practicarse esta intervención, al impartir una plática a alumnos, exalumnos y profesores del Tec de Monterrey como parte del Simposium de Derecho ‘En Juicio’

“Yo nunca he estado a favor del aborto, yo estoy en contra de que a la mujer se le prive de su libertad, y ese es mi tema, privar de la libertad es penalizar”, aseguró la exministra de la Suprema Corte.

El PAN adornó con pañuelos azules los 15 curules que representan la Ola Celeste del Frente Nacional por la Familia, en apoyo a la causa de esta organización.

Activismo se pinta de Marea Verde

El activista Mario Rodríguez Plata apoya que las mujeres decidan sobre su cuerpo, como lo manifiesta el movimiento Marea Verde, que surgió en Argentina en pro de la legalización del aborto. Además, se dice a favor de interrumpir un embarazo antes de las 12 semanas de gestación.

“Metieron una iniciativa de reforma a la Constitución de Nuevo León, en lo que le llaman el derecho a la vida desde la concepción, pero el documento dice desde la fecundación hasta la muerte natural. Con esto, en la Constitución se quitaría automáticamente o se cancelaría todo el tema de la interrupción legal del embarazo”, expresa el líder de la comunidad LGBT de Monterrey.

Rodríguez Plata cuestiona la responsabilidad de los hombres que engendra a un hijo y argumenta que los castigos que establece la ley recaen solamente sobre las mujeres.

“Si la mujer aborta, la criminalizan y la meten a la cárcel, entonces ¿por qué no al pelado que engendró a ese hijo?”, pregunta el activista.

El activista de la comunidad gay considera que el machismo persiste en Nuevo León, y lamenta que llegue hasta el Congreso local al grado de que los diputados apoyen el movimiento antiaborto.

“Otra vez el machismo, la mujer objeto de criminalización y el hombre excento de responsabilidad, esa es un estupidez. Pero lo más estúpido es que fue un hombre el que metió una iniciativa de reforma a la Constitución para criminalizar a la mujer, que es Fufito”, arremete en contra de Pedro Alejo.

El marco normativo de Monterrey castiga un aborto cuando sucede por cuestiones económicas y Mario Rodríguez Plata acusa que las mujeres que no tienen recursos son las más vulnerables en la entidad.

“Aquí la cuestión es hipócrita por parte de los panistas, porque incluso algunos destacados personajes, mujeres, han tenido familiares que han tenido que abortar en San Antonio. Aquí a quien criminalizan es a la mujer que no tiene recursos”

- Mario Rodríguez Plata

Activista LGBT

En 2014, el Congreso local aprobó en una primera vuelta una reforma constitucional que protege el derecho a la vida desde la concepción, la llamada Ley Antiaborto, y hoy en día está pendiente el aval de los diputados en la segunda vuelta.

Comentarios