A nivel nacional, el Gobierno federal cuenta con un total de cinco mil 761 ambulancias entre propias y contratadas para derechohabientes o usuarios de las seis dependencias que ofrecen servicios médicos: Secretaria de Salud, el Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS), el Instituto de Seguridad y Servicios Sociales de los Trabajadores del Estado (ISSSTE), la Secretaría de la Defensa Nacional (Sedena), Petróleos Mexicanos (Pemex) y la Secretaría de la Marina (Semar).

Así lo precisa el informe de la organización Mexicanos Contra la Corrupción y la Impunidad (MCCI), “COVID: La carencia de ambulancias del sector público”, que indica que dichas instituciones cuentan con unidades insuficientes.

Precisa que, pese a la recomendación de la Organización Mundial de la Salud (OMS) que establece que por cada 25 mil habitantes debe haber una ambulancia (cuatro por cada 100 mil), el IMSS cuenta con dos ambulancias por cada 100 mil derechohabientes

“De acuerdo con información entregada por el IMSS a MCCI, la dependencia cuenta con mil 421 ambulancias, de las cuales 605 son propias y 816 han sido subrogadas en los años 2019 y 2020, aunque la dependencia no aclaró cuántas de estas fueron contratadas exclusivamente para la pandemia”, menciona el reporte.

En el caso del ISSSTE, aunque cuenta con mil 096 ambulancias para sus 13.5 millones de derechohabientes en las 32 entidades, según información proporcionada por el organismo a MCCI –es decir, el doble de lo sugerido por la OMS–, dichas unidades únicamente funcionan para traslado entre hospitales, pero no para quien solicite una al 911 o al propio Instituto.

El documento detalla que la Semar y la Sedena, que forman parte del Instituto de Seguridad Social para las Fuerzas Armadas (ISSFAM) y tienen al menos un millón 187 mil derechohabientes, tienen 130 ambulancias en sus 13 bases navales y 570 en las 45 zonas militares del país, respectivamente.

“La única dependencia del Gobierno Federal que se negó a transparentar la información fue Pemex, que aseguró que no tenían a la mano la información del número de ambulancias que disponen para sus 750 mil afiliados en el país”, especifica MCCI.

Precios de ambulancias sin regulación

Reporte Índigo constató que el servicio de traslado terrestre en ambulancia de la empresa Suri (Servicios de Urgencia Respuesta Inmediata) para un paciente con síntomas de COVID-19 es de cinco mil pesos en la Ciudad de México.

Mientras que las empresas Ambulancias Particulares y Soporte Técnico en Emergencias Médicas (STEM) ofrecen el mismo servicio en tres mil 800 pesos y cinco mil 800 pesos, respectivamente.

Lo anterior, al considerar una distancia aproximada de veinte minutos en carro de un domicilio a un hospital ubicados en la alcaldía Benito Juárez, y con el equipo necesario de protección que requieren dichos pacientes.

En el Reglamento para vehículos de uso como ambulancia del Gobierno capitalino se especifica que, tras la difusión de la normativa, se establecerán las tarifas máximas a las que se sujetarán los servicios que presten las ambulancias privadas y públicas; sin embargo, esos montos no se han dado a conocer en la Gaceta Oficial

Te puede interesar:

Ambulancias privadas operan al margen de la ley

Control efectivo para las ambulancias privadas