¡Tu navegador no soporta JavaScript!
Reporte
Nacional
imagen principal

CAMPAÑA PARA INHIBIR EN GUERRERO LA EXPLOTACIÓN Y TRATA DE PERSONAS

Indigo Staff

Se deben reforzar las medidas educativas, sociales y culturales para inhibir este flagelo social


Feb 17, 2019
Lectura 2 min
portada post

La presidenta del DIF Guerrero, Mercedes Calvo de Astudillo, se pronunció a favor de reforzar las medidas educativas, sociales y culturales a fin de desalentar cualquier forma de explotación conducente a la trata de personas.

En el municipio de Ometepec, al encabezar el inicio de la campaña “Prevenir con integridad”, advirtió que la trata representa un riesgo para los jóvenes, por ello los jóvenes deben tener conocimiento a fondo de este problema para que no sean víctimas de este delito.

“Prevenir con integridad” se derivó del convenio de colaboración institucional entre el Sistema DIF Guerrero, la Secretaría de Seguridad Pública y la Secretaría de Educación Guerrero, el cual busca que a través de conferencias, pláticas, sketches y talleres se sensibilice a los jóvenes en este tema.

La directora general de Prevención del Delito de la Secretaría de Seguridad Pública, Alma Roselín Organiz Salgado, comentó que, de acuerdo con el diagnóstico escolar que se realizó en diferentes instituciones educativas, se han implementado actividades para que los alumnos desarrollen habilidades cognitivas, emocionales y sociales que permitan adquirir un conocimiento previo para evitar ser víctimas de trata de personas.

Durante este evento también se entregó material didáctico del Programa para la Inclusión y la Equidad Educativa con la finalidad de beneficiar a 4 mil 312 alumnos de 56 escuelas primarias indígenas, además de 100 bicicletas que servirán como medio de transporte para estudiantes que viven en lugares apartados.

Los municipios beneficiados con la entrega de estos apoyos fueron Ometepec, Ayutla, San Luis Acatlán, Igulapa, Tlacoachistlahuaca y Cuajinicuilapa, Malinaltepec, Metlatónoc, Acatepec, Iliatenco, Chilapa, Tixtla, Ahuacuotzingo y Copalillo.

Comentarios