10,000

millones de dólares se espera de inversión privada en electricidad


La reforma energética coloca en manos de la CNH la adjudicación de contratos para la exploración y extracción

El presupuesto para el próximo año dejó intactas todas las propuestas económicas del Ejecutivo en materia de energía. 

No le cambiaron ni una coma a los cálculos elaborados por la Secretaría de Hacienda y Crédito Público (SHCP) para el gasto en Pemex, la Comisión Federal de Electricidad (CFE) ni en la Secretaría de Energía (Sener). 

Las dos nuevas empresas del Estado mantienen montos de gasto que superan en miles de millones de pesos a la Sener, a la cual le fueron otorgadas nuevas funciones de mayor peso con la reforma energética. 

A pesar de que una de las promesas de la reforma fue bajar las tarifas eléctricas, desde este primer año se reduce en 3 mil 400 millones de dólares el gasto del gobierno peñista en generación de electricidad.

Esto es, en parte, porque el gobierno realizó una importante apertura en el sector.  

Y es que la apuesta por una mayor inversión privada se concreta ya en el presupuesto, en el mismo año en que se licitará la ronda uno, la cual asignará en el segundo trimestre de 2015 los primeros campos petroleros para explotación privada.

Mientras tanto el gasto en Pemex para la extracción petrolera también cae dramáticamente. 

Al mismo tiempo, sus principales yacimientos mantienen una acelerada disminución en barriles producidos y el precio internacional del petróleo se hunde por debajo de las expectativas consideradas en la Ley de Ingresos que también aprobó la Cámara baja.

Sener se recompone

Las apuestas de la reforma energética se encaminaban a que el presupuesto de la Secretaría de Energía confirmaría a la Comisión Nacional de Hidrocarburos (CNH) como el brazo fuerte del sector.

No fue así. La Secretaría de Hacienda le otorgó a la CNH menor monto de gasto que a la Comisión Reguladora de Energía (CRE). Los diputados lo aprobaron sin ningún cambio.

El presupuesto total para la secretaría aumentó de 3 mil 294 millones durante este año a 3 mil 836 millones el próximo.

Esta ampliación de 542 millones de pesos irá en su mayor parte a la CNH y la CRE, las cuales triplicaron su ingreso en todos sus rubros.

El mayor gasto continúa en los servicios personales, que incluyen sueldos y prestaciones de sus funcionarios.

Actualmente la Comisión tiene una plantilla registrada ante el IFAI de 135 empleados, pero su titular, Juan Carlos Zepeda, ha declarado en entrevistas radiofónicas que están en proceso de contratar más trabajadores.

Reporte Indigo no pudo comprobar si algunos de estos empleados ya fueron contratados, ya que la dependencia no ha hecho actualizado las contrataciones de este año en Compranet ni en el portal del IFAI.

En su primer año como licitador de los contratos energéticos, la CNH podrá gastar 350 millones de pesos, contra 75 millones que tuvo como presupuesto este año. 

Tan solo para gastos de operación -62 millones de pesos- tendrá casi lo mismo que todo su presupuesto de 2014.

Los rubros de apoyo administrativo, supervisión de los proyectos de exploración y extracción de hidrocarburos y su recuperación, además de la coordinación de la implementación de la política energética triplicaron sus partidas asignadas previamente.

Tendrá otros 26 millones de pesos para realizar estudios de evaluación, cuantificación y verificación de las reservas de hidrocarburos.

Estas tareas ahora incluirán la administración del Centro Nacional de Información de Hidrocarburos, que resguardará toda la información geológica, geofísica, petrofísica, petroquímica y que se obtenga del reconocimiento, exploración superficial, exploración y extracción, tanto las que realice Pemex como cualquier otra empresa. 

El año pasado tuvo para ello 16 millones, pero no se especifica cuánto será el monto para este Centro.

La reforma energética coloca en manos de la CNH “la adjudicación de contratos para la exploración y extracción”. También va a administrar y supervisar técnicamente los contratos, además de que “regulará y supervisará la exploración y extracción hidrocarburos”, según justificó Hacienda en el presupuesto de Egresos, que fue dejado intacto en la Cámara Baja.

A pesar de que estas nuevas tareas perfilaban a la CNH como el organismo más poderoso del sector, su presupuesto estará por debajo de la Comisión Reguladora de Energía (CRE), la cual tendrá 400 millones de pesos para apoyo administrativo.

Deberá también regular y supervisar el otorgamiento y administración de permisos de electricidad, gas natural y gas licuado de petróleo.

El crecimiento es menor que la CNH, ya que es al doble, no al triple, pero es mayor en cantidad de millones de pesos. 

Este año tuvo 212 millones de pesos en total para todas sus actividades y el próximo tendrá 400.

Las nuevas asignaciones doblan igualmente el presupuesto al Órgano Interno de Control de la Sener, que pasa de 22.9 millones este año a 47.5 millones durante el próximo año. 

Menos dinero para petróleo

La reforma sacó las manos de Pemex de la asignación de contratos para extracción, que se realizaban por medio de terceros en muchos de sus campos.

El gasto aprobado para 2015 aún lo deja como una entidad fuerte con un enorme presupuesto, pero se disminuyó el monto en varios rubros clave para la antigua paraestatal.

El año pasado Pemex tuvo un gasto consolidado de 846 mil 140 millones de pesos. Este año disminuyó a 825 mil 471 millones.

Los 20 mil 669 millones de pesos menos que gastará la nueva empresa productiva del Estado se ubican en la producción, mientras los gastos burocráticos aumentan. 

La “coordinación de política de gobierno” en 2015 será 45 mil 491 millones de pesos más cara.

Al mismo tiempo, invertirán 4 mil 992 millones menos en la producción de petróleo crudo, gas, petrolíferos, petroquímicos y mantenimiento de instalaciones.

Con la producción disminuirá también el gasto en distribución, que recibirá mil 427 millones de pesos menos que este año.

La caída más importante en la asignación de estos recursos estará en los “proyectos de infraestructura económica de hidrocarburos”.

La comercialización, sin embargo, aumentará en mil 340 millones, al igual que las exploraciones para descubrir nuevos yacimientos, que se incrementarán en gasto de seis mil millones.

Electricidad, a la baja

A la caída en el presupuesto para extracción de petróleo se suma el de generación de electricidad, que se dejará en mayor medida en manos privadas.

El monto asignado para gasto total en la CFE disminuye de 578 mil 182 millones de pesos este año a 563 mil 486 millones el próximo año.

La distribución del gasto muestra que la dependencia espera conseguir 3 mil 400 millones de dólares tan solo en 2015 de inversión privada para generación de electricidad. 

En enero de este año, el presidente de la CRE declaró en Madrid que esperaba una inversión privada en electricidad de 10 mil millones de dólares al terminar 2018, según reportó El Economista.

Esto implicaría que casi la mitad del total del sexenio se tiene estimado ya para el próximo año. 

El presupuesto que aprobaron los diputados estima gastar 43 mil 296 millones de pesos menos en generación de energía eléctrica. 

Se disminuye asimismo el suministro de energéticos a las centrales generadoras de electricidad, de 24 mil 259 millones este año a apenas 706 millones el próximo. 

La infraestructura básica en energía eléctrica también sufrirá una disminución presupuestal, de 6 mil 924 millones de pesos en 2014 a 6 mil 37 millones de pesos en 2015. 

Se merman a la mitad los proyectos de infraestructura económica de electricidad y los estudios de preinversión.

Al mismo tiempo que sufrirá estas disminuciones, en los próximos meses la nueva empresa productiva del Estado terminará de poner en marcha una nueva ola de contratos para construcción de gasoductos.

Con esta red lidiará más adelante con los privados que generarán también energía eléctrica para competir en el mercado mayorista, mientras CFE mantendrá los subsidios en el mercado minorista, que llega a los usuarios particulares.