El Sindicato de Trabajadores del Congreso de la Ciudad de México (STCCDMX) goza de beneficios de manera ilegal.

Reporte Índigo documentó que los miembros del STCCDMX reciben “apoyos” por parte del legislativo que van en contra de la Ley Federal de los Trabajadores al Servicio del Estado.

Cabe destacar que según el marco legal, todos los beneficios sindicales deben ser cubiertos por el gremio a través de las cuotas de sus miembros.

No obstante, en el caso del Legislativo capitalino no es así, los contribuyentes pagan las prestaciones que deberían ser costeadas por el sindicato.

Dichos beneficios van desde un apoyo económico mensual por no tener hijos hasta compensaciones por el término de Legislatura y bonos por el aniversario del sindicato. Sus montos rondan entre los mil 700 y 8 mil pesos.

Fuentes afirman que esta situación ilegal se debe a la fuerza y la presión que ejerce la organización de trabajadores tanto en diputados como en áreas administrativa: si no recibe los beneficios, pone en riesgo el funcionamiento del Poder legislativo de la Ciudad de México.

Beneficios pagados por el Congreso

La Ley Federal de los Trabajadores al Servicio del Estado estipula que los sindicatos deben de pagar prestaciones, remuneraciones, beneficios a los trabajadores, adquisición de servicios y gastos de funcionamiento con sus propios recursos.

“Las remuneraciones que se paguen a los directivos y empleados de los sindicatos y, en general, los gastos que origine el funcionamiento de éstos, serán a cargo de su presupuesto, cubierto en todo caso por los miembros del sindicato de que se trate”, indica el artículo 86 del marco normativo.

A su vez, el artículo 43, —que estipula que las obligaciones de los titulares de las dependencias públicas con los trabajadores agremiados—, indica que las instituciones federales o locales deben proveer equipos de higiene y prevención de accidentes; dotar de los materiales necesarios para el desempeño del trabajo; cubrir las aportaciones de ley como seguro de vida, médico, la jubilación y la pensión; asegurar la asistencia médica; vacaciones, guarderías infantiles y tiendas económicas; otorgar medidas para la adquisición de vivienda; y conceder licencias sin menoscabo de los días de vacaciones siempre y cuando estén dentro de los casos estipulados.

Sin embargo, los agremiados del STCCDMX reciben seis prestaciones que no contemplan los dos artículos mencionados y violan la ley porque son pagadas por el Congreso y no por las cuotas sindicales, constan las Condiciones Generales de Trabajo 2018-2021 de la organización.

El primer beneficio no contemplado en la ley es el del artículo 103 del documento: los trabajadores sin hijos —con cargo al presupuesto del Legislativo— reciben un apoyo económico de 3 mil 76 pesos de manera anual.

Igualmente, el Congreso otorga a cada trabajador (sin distinción) un apoyo anual de mil 230 pesos por el Día del Hombre.

A su vez, a cada empleada basificada que se desempeña como secretaria, el Poder legislativo le otorga una bonificación de mil 772 pesos.

En cuarto lugar, a cada sindicalizado se le da una compensación de 8 mil 566 pesos al término de cada legislatura.

Posteriormente, todos los empleados con base reciben del presupuesto del Congreso la cantidad de 6 mil 153 pesos por motivo del aniversario del sindicato.

Por último, al STCCDMX como institución, el órgano de representación popular le paga 243 mil pesos anuales para la promoción de actividades físicas entre sus integrantes.

Cabe destacar que estos beneficios no aplican para la mayoría de los trabajadores del Congreso; según bases de datos que se pueden consultar en el Portal de Transparencia del legislativo, tres mil personas conforman su fuerza laboral, cifra que se divide entre personal de confianza, de honorarios y sindicalizado. De dicha cantidad, 627 empleados tienen base y aproximadamente 600, gozan de los beneficios mencionados porque están afiliados al STCCDMX.

Es decir, solo el 20 por ciento de quienes trabajan en la Cámara de Diputados capitalina tienen derecho a prestaciones como bonos por el Día del Hombre.

La presión del sindicato

El STCCDMX es el sindicato mayoritario del Congreso y domina posiciones estratégicas para el funcionamiento del legislativo, por eso, se le otorgan los beneficios mencionados, dice un trabajador del órgano que prefiere el anonimato por temor a represalias.

“El Partido de la Revolución Democrática (PRD), cuando era mayoría en la Asamblea Legislativa del Distrito Federal (ALDF), metió a su gente a trabajar en el STCCDMX, para hacer base y tener el control. Ahora que ya no es la primera fuerza política, el sindicato mantiene sus privilegios porque si se los quitan, boicotea”, indica.

El testimonio señala que en ocasiones, cuando los diputados quieren tomar una decisión que afecta al gremio, éste toma medidas para evitar que se lleven a cabo.


El tema de las nóminas lo ve el STCCDMX, cuando Morena, que es la mayoría, quiere mover a un trabajador de área o algo parecido, el gremio responde y presiona: retrasa los pagos porque controla esa área

Trabajador del sindicato

También puedes leer: Ajustes en el Congreso de la CDMX por elecciones