El gobernador de Coahuila, Miguel Riquelme, y el titular de la Comisión Federal de Electricidad (CFE), Manuel Bartlett, intercambiaron este lunes una serie de acusaciones sobre el derrumbe de la mina de Múzquiz, el cual provocó la muerte de siete personas.

Todo comenzó cuando el funcionario federal señaló que Riquelme intentaba atribuirle responsabilidades morales por haber bajado el precio del carbón, lo cual habría provocado que los empresarios descuidaran el mantenimiento de las minas.

Bartlett fue más allá y señaló que el mandatario estatal “protege cínicamente a quienes quieren monopolizar la compra de carbón, en contra de los pequeños productores” de la región.

Sin embargo, el gobernador Riquelme no se quedó con los brazos cruzados y dedicó una decena de tuits a responder los señalamientos del titular de CFE, a quien calificó de cínico e ignorante.

Señaló que, desde el primer momento del incidente, el gobierno de Coahuila participó en el rescate de los mineros de Múzquiz, además que acudió personalmente al lugar de los hechos para colaborar con las autoridades federales.

Lee también: AMLO: Fueron rescatados cuerpos de mineros en Múzquiz; “enviamos nuestro pésame”

“Señor Manuel Bartlett, usted debería saber mejor que nadie que la minería y la electricidad son competencia exclusiva de la federación, los gobiernos estatales sólo podemos intervenir a solicitud de las instancias federales.

“Es muy grave su ignorancia y más grave su cinismo al adjudicar estas responsabilidades a quienes no tenemos facultades legales sobre este sector”, escribió Riquelme acompañado del hashtag #LasMentirasDeBartlett.

También acusó a Bartlett de provocar una seria crisis en la región carbonífera con sus políticas, además de no atender las demandas de los mineros y presuntamente favorecer a un puñado de empresas.

Riquelme ironizó que al funcionario federal se le cayó el sistema electoral cuando era secretario de Gobernación en 1988, mientras que ahora inventa incendios para justificar apagones masivos en el país.

En un último tuit, Bartlett calificó de “aspavientos” las expresiones del gobernador de Coahuila y dijo que son actos desesperados para defender sus intereses y los de las grandes empresas mineras que representa.