El director del Sistema de Agua y Drenaje de Monterrey (SAyDM), Juan Ignacio Barragán, culpa a la ciudadanía por el alto consumo de este recurso natural, pero las cifras que ofrece dicho organismo revelan que la población está gastando menos agua.

Barragán asegura que cada persona consume 165 litros por día que suman 466 millones de metros cúbicos anuales. Esta cifra no coincide con la cifra histórica de 488 millones de metros cúbicos que registra SAyDM.

El análisis del consumo histórico fue realizado por el biólogo Antonio Hernández, quien ha estudiado el agua que se utiliza en la industria, la población y la ganadería.

El funcionario pudo haber maquillado las cifras para catalogar a las y los neoleoneses como irresponsables con el cuidado del agua. A su vez, Barragán justificó que por esto el abastecimiento en las presas Cerro Prieto, La Boca y El Cuchillo sea mínimo y también solicitó que, si se ve a una persona desperdiciando agua, sea denunciada.

Barragán también tiene un plan para aumentar las tarifas, pues la diputada de Morena, Jessica Martínez, reveló que SAyDM informó en la reunión que sostuvieron una modificación al costo para que paguen más quien más usa el servicio. La legisladora explicó que el funcionario estatal abrió la puerta para que en cualquier momento se pueda modificar la tarifa.

“Ahorita estamos en rojo, pero si llegamos a 16 mil litros de consumo no habrá suficiente agua, por eso el llamado reiterado y cada vez más efusivo para la población evitar los malos usos del agua”, dijo el titular de SAyDM el 23 de febrero.

Esa vez, el funcionario mencionó que la estrategia de extraer agua del subsuelo de los pozos profundos y privados está calculada para que sustituya las pérdidas.

“Entonces vamos a tener un periodo, mientras se incorporan los pozos y dejan de abastecer las presas, que puede ser de dos o tres semanas, vamos a estar en una situación crítica. Realmente no nos va a alcanzar el abastecimiento para surtir la demanda”, aseguró Barragán.

Exhibición a sampetrinos y santiaguenses

El director de SAyDM, Juan Ignacio Barragán, exhibió públicamente a los habitantes del municipio de San Pedro Garza García y de Santiago como los principales consumidores de agua en Nuevo León.

“Esta es una información que recién producimos. Estamos haciendo un análisis de consumo por habitante en los diferentes municipios metropolitanos, pero nos estamos dando cuenta que el municipio de San Pedro está consumiendo 301 litros. También el municipio de Santiago tiene mucho consumo de agua”, señaló Barragán.

Los sampetrinos, según el estudio de Barragán, consumen 301 litros cada uno, mientras que los santiagueses 186 litros,

ambos por encima de los 165 litros promedio.

Además, el funcionario estatal advirtió del llenado de albercas y el riego de jardines como las principales fuentes de desperdicio de agua

No obstante, el funcionario no exhibió a los centros comerciales y a empresas que están conectadas a la red de SAyDM, cuyo consumo ni siquiera fue contabilizado.

Cortes de agua ilegales

“Estamos en una situación de crisis, no podemos seguir derrochando agua”, alertó el director del SAyD, Juan Ignacio Barragán, a la población neoleonesa. La reducción del servicio es latente, incluso, se han presentado cortes.

Sin embargo, parece que el funcionario olvida que tiene la obligación de, en primera instancia, garantizar el abastecimiento de agua para uso doméstico y público urbano, por lo que, de no cumplir con esto, estaría violando la Ley de Aguas Nacionales.

El artículo 9 establece que en situaciones de escasez extrema de agua será una prioridad no cortar el abastecimiento. Pero el titular de esta empresa paraestatal sólo ha regañado a la ciudadanía.

“En situaciones de emergencia, escasez extrema o sobreexplotación, tomar las medidas necesarias, normalmente de carácter transitorio, las cuales cesarán en su aplicación cuando la Comisión así lo determine, para garantizar el abastecimiento del uso doméstico y público urbano”, dice el artículo.

También puedes leer: Aumentan sueldazos para directivos en SAyDM