¡Tu navegador no soporta JavaScript!
Reporte
Nacional
doPlay

Cine

Autocinemas, el futuro de la industria del cine

Hidalgo Neira

La crisis sanitaria provocó que el negocio retro de los autocinemas recuperara su popularidad debido a que son una opción de entretenimiento para los ciudadanos mexicanos que cumple con todas las medidas sanitarias, lo que ha atraído a nuevos inversionistas a pesar de que la Canacine considera que su éxito será temporal


Jul 17, 2020

La crisis sanitaria provocó que el negocio retro de los autocinemas recuperara su popularidad.

Tuvieron su auge en los años 50 y 60 del siglo XX y eran el lugar perfecto para la convivencia entre familias, amigos y parejas para disfrutar del séptimo arte, justo desde la comodidad de sus vehículos, con la ventaja de que las palomitas, refrescos y snacks llegaban hasta sus ventanillas.

Los autocinemas fueron una novedad que paulatinamente quedó en el olvido y, hasta antes de la pandemia global, solo eran un negocio más, sin embargo, debido a las medidas de sana distancia y con el cambio del semáforo rojo a naranja en la Ciudad de México (CDMX), han regresado con fuerza, y en las últimas semanas se han convertido en el entretenimiento de cientos de cinéfilos.

Como todas las industrias, se van diversificando, creo que hoy por hoy la propuesta de los autocinemas llegó para quedarse por lo menos seis meses y seguramente luego algunos seguirán operando

- Nicolás Spitznagel

Vocero de Open Air, concepto de Arena CDMX

Es tanto su crecimiento a nivel global que en Estados Unidos, Walmart anunció una alianza con Tribeca Productions, compañía fundada por Robert De Niro, para convertir 160 estacionamientos de supermercado en autocinemas a lo largo de la Unión Americana a partir de agosto, programando al menos 320 funciones que incluso tendrán apariciones especiales de cineastas y celebridades.

Después de más de tres meses de confinamiento, la industria cinematográfica se encuentra en números rojos en todo el mundo y México no es la excepción, ya que tanto Cinépolis como Cinemex cerrarán varias de sus salas de manera definitiva en al menos nueve entidades de la República.

Ante este escenario incierto para las exhibidoras, los autocinemas regresan del pasado como una opción de esparcimiento para los ciudadanos en México, cumpliendo todas las medidas sanitarias.

En la CDMX y sus alrededores cada día aparecen más salas vehiculares al aire libre, como el ahora anunciado Autocinema Mixhuca –ubicado en la curva 4 del Autódromo Hermanos Rodríguez– que iniciará operaciones el 26 de julio, por un costo de 10 pesos por auto.

Por su parte, Luna Autocine, abrirá funciones a partir del 25 de este mes en Teotihuacán y añade experiencias como bicirodadas cercanas a las pirámides.

El titán de la publicidad en espectaculares en México, Ricardo Escoto Núñez, dueño de Grupo Rentable, comparte en exclusiva para Reporte Índigo que su compañía también entrará al emprendimiento de los autocines bajo el concepto Drive Cinema, el cual arrancará a mediados de agosto.

“Esta situación económica, esta crisis sin precedentes nos obliga a adaptarnos y a buscar nuevas fórmulas para mantener nuestras empresas vigentes, es un reto muy grande y vemos en el Drive Cinema una oportunidad para continuar con nuestro mercado aquí en la Ciudad de México, tanto para nuestros anunciantes, como para los que son nuestros trabajadores, nuestra empresa”, expresa el publicista en entrevista.

La misma Arena CDMX mutó sus instalaciones a un autocinema, el cual exhibe películas taquilleras de Universal y Paramount Pictures, teniendo una capacidad para casi 200 carros. Proyecta una cartelera de tres funciones al día, alternando géneros familiares y cintas de clasificación B, pero también comenzará a ofertar una gama de espectáculos desde los asientos del automóvil.

“Como todas las industrias, se van diversificando, creo que hoy por hoy la propuesta de los autocinemas llegó para quedarse por lo menos seis meses y seguramente luego algunos seguirán operando, pero todos somos parte del espectáculo y el entretenimiento”, platica Nicolás Spitznagel, vocero de Open Air, concepto de Arena CDMX.

La gran duda que asalta a los cinéfilos es si acaso habrá estrenos en estos nuevos complejos vehiculares, y si las grandes distribuidoras hollywoodenses ven futuro en estos ascendentes comercios fílmicos sobre ruedas.

Ver películas desde un automóvil es una actividad que con la pandemia ha tenido tanta popularidad que en Estados Unidos Walmart anunció una alianza para convertir 160 estacionamientos de supermercado en cines

“Ojalá que esto que estamos pasando sea una tendencia para que podamos nosotros tener esa oportunidad, esa posibilidad de tener estrenos, porque aquí no hay cines, entonces tenemos este servicio, pero la gente también se cansa de los clásicos”, comparte Selene Sánchez Vidal, fundadora de Autocinema Retrovisor en Teotihuacán, el cual abrió sus puertas hace cuatro años.

No obstante, la Cámara Nacional de la Industria Cinematográfica (CANACINE), cree que estas salas solo serán un espectáculo temporal mientras que vuelven los grandes complejos de exhibición, aunque si el semáforo persiste en naranja en la capital, miles de salas seguirán cerradas sin fecha definitiva para reanudar actividades, y lo mismo ocurrirá en el resto de la nación.

Continúa leyendo:

CANACINE y autocinemas, negocio de moda


Notas relacionadas

Oct 21, 2020
Lectura 3 min

Oct 12, 2020
Lectura 6 min

Cine

Tras las huellas del Doctor Grinberg

Hidalgo Neira


Oct 12, 2020 Lectura 6 min

Oct 10, 2020
Lectura 7 min

Cine

Cuties, ¿una crítica a la sexualización de las niñas?

Montserrat Aguirre


Oct 10, 2020 Lectura 7 min

Oct 1, 2020
Lectura 2 min

Comentarios