¡Tu navegador no soporta JavaScript!
Reporte
MTY
imagen principal

Justicia

‘Asesino del Facebook’ deja celdas por clínica

Jesús Padilla

Tras recibir en marzo del 2015 una sentencia de 15 años y ser internado en el Pabellón Psiquiátrico del Penal de Cadereyta, un juez otorga amparo a Roberto Santos Martínez para ser recluido en un hospital particular en Linares


Oct 23, 2017
Lectura 5 min
portada post

Un juez federal otorgó el amparo para que Roberto Santos Martínez, conocido como “El Asesino del Facebook”, deje el Penal de Cadereyta para ser internado en un centro psiquiátrico sin medidas de seguridad, ubicado en Linares.

En julio del 2014, Santos Martínez, de 32 años de edad, mató a Lucila Reyes Villanueva, de 62 años, una enfermera jubilada residente del municipio de San Nicolás y madre de su exnovia. El inculpado publicó en la red social Facebook que cometió el crimen.

El Poder Judicial de la Federación, a través del Juzgado Primero de Distrito en Materia Penal en el Estado de Nuevo León, concedió el amparo número 133/2017-111 a Santos Martínez, de la colonia Residencial Chipinque, en San Pedro, quien agredió con un sartén y un fierro a la mujer.

La resolución judicial se basó, según el juzgado, en los términos del Artículo 5, fracción III, inciso “E” de la Ley de Amparo, a petición del abogado José Daniel Aguilar del Toro.

“Se concede el amparo y protección de la justicia federal al quejoso, a fin de que la autoridad responsable deje insubsistente la resolución emitida el veintiuno de febrero, dentro de la causa de ejecución 1282/2415.

“(Y se) proceda inmediatamente de oficio, a tramitar y resolver un incidente no específico sobre modificación de la medida de seguridad con internamiento dictada en contra del quejoso”, cita el expediente en poder de Reporte Indigo.

Este juzgado está a cargo de Víctor Hugo Alejo Guerrero.

El interno será trasladado a la Clínica de Neuropsiquiatría Nuestra Señora de las Mercedes”, ubicada en el municipio de Linares, pues la defensa alega que su cliente tiene padecimientos psiquiátricos y estaba bajo tratamiento.

El hospital psiquiátrico linarense es privado, no tiene medidas de seguridad extremas y los accesos a familiares de los pacientes internos son sumamente flexibles.

El lugar, también conocido como Dispensario San Antonio A.B.P., otorga comodidades que un interno jamás tendría en el Penal de Cadereyta, como dormitorios privados, plaza de recreación y guardias privados. 

“Hecho lo anterior, con la sustitución o no de la medida de internamiento, deberá trasladar al aquí quejoso a un establecimiento distinto del que se encuentra (Penal de Cadereyta).

“Previa verificación de que en este se cuenta con la infraestructura y el nivel de especialidad que el quejoso requiere acorde con su padecimiento”, cita el documento.

Roberto Santos Martínez es hijo del doctor Roberto Santos Haliscak, líder en Latinoamérica en reproducción asistida, y nieto de Argelio Santos Martínez, fundador del Hospital Ginequito.

La estrategia

En agosto del 2014, el agente del Ministerio Público de la Procuraduría de Justicia de Nuevo León logró consignar a Roberto Santos Martínez por delito de homicidio calificado, en su momento el fiscal descartó que estuviera enfermo.

La defensa alegaba que su cliente sufre padecimientos psiquiátricos y ya antes de los hechos se encontraba bajo tratamiento, además de que las condiciones de seguridad en el Penal de Cadereyta no eran adecuadas para su condición.

En marzo del 2015, un juez del Poder Judicial del Estado de Nuevo León dictó sentencia de 15 años de tratamiento, en un proceso especial, tras considerar que Santos Martínez es esquizofrénico, y fue recluido en el Pabellón Psiquiátrico del Penal de Cadereyta.

El abogado Aguilar del Toro tramitó este año un amparo en el sentido de que se estaban violando los derechos humanos reconocidos.

El Artículo 1 de la Ley de Amparo señala que por actos u  omisiones  de  la autoridad,  que  violen  los  derechos  humanos  reconocidos  y  las  garantías  otorgadas, se podría otorgar un amparo.

“ (Esto) para  su  protección  por  la  Constitución  Política  de  los  Estados  Unidos  Mexicanos, así  como  por  los  tratados  internacionales  de  los  que  el  Estado  Mexicano sea parte para atender su enfermedad”, dice la Ley.

La defensa puso en consideración que se estaban violando los derechos a una atención por su enfermedad.

Lo que permitió que Roberto Santos Martínez ingrese al dispensario en Linares.

15 Años la sentencia dictada a Roberto Santos Martínez el 6 de marzo del 2015 tras ser consignado en agosto del 2014 por homicidio

Su confesión en la Red

Bajo el perfil Ra Terra, Roberto Santos Martínez público en su cuenta de Facebook el crimen de la enfermera jubilada. 

“Yo he asesinado VIDAS, claro por Justicia”, dice el texto que subió al ciberespacio. 

“Asesiné a una mejor amiga; así es. La quería mucho; más que a mi propia mamá. ¿Se imaginan eso? ¿Ese amor? Fue tan doloroso hacerlo”.

“La agarré: Adiós amiga; ¡te veré en el infierno! Me dio unas últimas palabras para su hija… ¿Por qué lo hice? Porque yo cumplo órdenes. Y juro por mi vida que quien se atreva a detenerme, lo voy a asesinar”, expresó en su muro de Facebook.

Roberto Santos Martínez, de 32 años de edad, mató a Lucila Reyes Villanueva, de 62 años, una enfermera jubilada y madre de su exnovia


Notas relacionadas

Sep 14, 2019
Lectura 3 min

Sep 12, 2019
Lectura 3 min

Sep 12, 2019
Lectura 2 min

Sep 12, 2019
Lectura 2 min

Comentarios