La jefa de Gobierno de la Ciudad de México, Claudia Sheinbaum, rechazó que se utilizó uso excesivo de la fuerza para retirar el plantón que mantenía un grupo de la comunidad Triqui frente al Palacio de Bellas Artes.

En entrevista tras un breve recorrido por la réplica de la Capilla Sixtina que encabezó el presidente Andrés Manuel López Obrador (AMLO) en el Zócalo, la mandataria justificó la reubicación del campamento.

-¿Los van a dejar regresar a este plantón que tenían ahí en el Eje Central?, se le cuestionó

“Por lo pronto, no, no creemos. Y sobre todo, repito, no solamente es un tema del lugar en donde estaban y las implicaciones para la ciudad, sino para las propias familias que estaban en el lugar”, acotó.

“Están en un albergue en este momento, ellos quieren moverse a otro lado y lo que estamos buscando es una reunión con el estado de Oaxaca, la Secretaría de Gobernación para que puedan entablarse las mesas de trabajo que se requieren, que ya ha habido varias, el tema no es sencillo de resolver, pero están en mejores condiciones –las familias– en este lugar”, dijo.

Lee: “Sí son reales”, Sheinbaum habla de sus tatuajes en redes sociales; esto ha dicho de ellos

Ante los reclamos por el uso excesivo de la fuerza policiaca, la jefa de gobierno indicó que en el operativo estuvo presente la Comisión de Derechos Humanos.

“Les vamos a pasar unos videos, porque las condiciones de insalubridad en las que estaban los niños y niñas, que justamente vino una recomendación de la Comisión de Derechos Humanos de la Ciudad de México, eran terribles; cerca de… eran principalmente mujeres y niños y niñas, no había prácticamente hombres, hay que decirlo, el dirigente tampoco estaba ahí, había roedores por todos lados; o sea, una condición realmente de insalubridad tremenda. Entonces, también nosotros somos responsables del cuidado de los niños y las niñas”, agregó.

Sheinbaum criticó que el líder de la comunidad indígena no estaba en el plantón. Reiteró su llamado a establecer una mesa de diálogo para atender sus demandas.